imagen anuncio
 
 
image for Cama para tres: Consejos para tener un trío

Cama para tres: Consejos para tener un trío

Seguro has escuchado que la gran mayoría de los hombres tienen como fantasía sexual hacer el amor con dos mujeres en uniforme de colegialas, bueno, seguramente el uniforme puede ser algo estereotípico (aunque cuando de amor se trata la ropa no es tan relevante), pero la fantasía sigue siendo una de sus preferidas… y también la de muchas mujeres. Una cama, tres personas, besos por triplicados y seis manos, parecen encarnar el deseo sexual de la mente de muchas. Aunque es cierto que hacer el amor es cuestión de dos, el placer sexual va más allá.

Aunque los tríos y las orgías son tan antiguas como el acto mismo de tener sexo, aún sigue siendo visto como tabú por muchas personas. La decisión de compartir una experiencia sexual con tres personas es personal y respetable, pero si te decides a tener una, aquí tienes unos cuantos consejos:

Qué tipo de trío quieres: Puede que tu pareja y tú digan que sí a un trío, antes de saber lo que eso significa en la mente del otro. ¿Quieres estar con él y otro hombre? ¿Con él y otra mujer? Inclusive puedes desear compartir tu cama con dos mujeres y que tu amado se mantenga como un espectador.

Ejercicios de Kegel

Confianza completa: Antes de decidir tener un trío debes estar completamente segura de que te sientes cómoda con la idea, y confías en tu pareja al 100%, si no es así, tu relación podría verse posteriormente afectada por los celos y la desconfianza. Lo mismo puede pasar del otro lado.

Placer, no sentimientos: Los tríos tienen como finalidad abrir las puertas a nuevas experiencias sexuales, no a encaminar los sentimientos tuyos o de él hacia un tercero. No te pongas ni lo pongas a prueba.

Seguro: El sexo seguro es fundamental para poder disfrutar de una relación sexual, más cuando estás integrando a un tercero en tu cama. Asegúrate de usar condones, que son el único método anticonceptivo que no sólo protege de los embarazos, sino también de las enfermedades de transmisión sexual.

Evita a los conocidos: Para evitar futuras situaciones de tensión en tu relación es mejor si tu pareja y tú escogen a alguien que tengan pocas probabilidades de encontrarse en un futuro. Conozcan a la persona, creen un ambiente de confianza, establezcan su historial sexual, pero no intimen como si se tratara de su mejor amigo.

Goza: Una vez has decidido hacerlo, no te contengas, disfruta de las sensaciones y deseos que vayan surgiendo en el momento y déjate llevar. Ten presente el tratar de mantener un balance para que todos los involucrados reciban su dosis de placer… y ¡goza!

 
Foto: iStockphoto
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios