image for 6 cosas que hace una mujer madura cuando su pareja no contesta los mensajes de WhatsApp

6 cosas que hace una mujer madura cuando su pareja no contesta los mensajes de WhatsApp

Las dos palomitas azules son la evidencia de que leyó tu mensaje de WhatsApp y te dejó en visto. La incertidumbre es aún mayor cuando a ese chico que le escribiste apenas lo estás conociendo. Sin embargo, una mujer madura debe reaccionar con ímpetu sin importar si ese hombre es su novio, su marido o su amigo con derecho.

Este tipo de situaciones es muy común que sucedan y de seguro te ha pasado alguna vez en la vida, pero no le quita el sentido obvio a lo que está pasando. No tienes que darle muchas vueltas al asunto para darte cuenta que si no contesta tus mensajes de WhatsApp es por dos razones: O porque no tiene tiempo o porque no quiere. ¡Así de simple!

Ahora bien, ¿cómo reacciona una mujer madura cuando un hombre no contesta sus mensajes de WhatsApp? ¡Date cuenta si eres una de ella y si sueles actuar correctamente! 

via GIPHY

1.No hostigas 

Si estás enamorada se te sale el ingenio hasta por los poros y como mujer latina te defines como una chica bastante cariñosa que lo piensa dos veces para escribirle desde primera hora en la mañana a tu chico un “buenos días, espero que te vaya bien en tu trabajo” o “amanecí pensando en ti y quería decirte que te quiero ver”. Si al enviar mensajes como éstos u otros y él no te contesta, no hostigas. Sabes que siempre existen momentos que tarde o temprano le darán chance de contestar. Eres del tipo de chicas que deja que las cosas fluyan sin imponer o presionar a que exprese algo que quizás no siente o no le nace.

2. No reclamas

¡Mucho menos si no es aún ni tu novio! Para ti este tipo de comportamientos te sirven para no perder el control porque sabes que no es que no quiere estar a tu lado, sino que se rige por otros tiempos muy distintos a los tuyos. Si no responde tus mensajes en 10, 15 0 30 minutos después de haberlo enviado le das en beneficio de la duda de que seguro está en una reunión de trabajo, en una llamada telefónica o resolviendo algún problema de la oficina.

3. No permites que la ansiedad te domine 

El que te atraiga o ya ames, no te asegura que la otra persona sienta la necesidad de estar todo el día en comunicación contigo, pero eso tampoco define sus verdaderos sentimientos. Tienes tanta seguridad en ti misma que no permites que la ansiedad domine tus pensamientos haciéndote creer que quizás existe alguien o algo más importante que tú, que el trabajo para él tiene mayor relevancia… Permites que él se adapte a ti y tú a él.

4. No fuerzas el amor 

Obligar al otro a comportarse como tú quieres, no es el estilo de una mujer madura como tú. El forzar una relación solo lleva a la otra persona a sentirse hostigado, perseguido e incómodo.

5. No ves si está en línea cada 2 minutos 

¿Cómo es posible que esté en línea no me conteste? o ¿cómo me explica que estuvo en línea, vio mi mensaje y no tuvo la decencia de escribirme?

Las redes sociales han llegado a simplificar la vida, pero también a complicarla. Y no se trata de que en sí sean las responsables de las discusiones de pareja o las separaciones, es la forma en cómo le das uso.

La psicóloga María Mas explicó a través de En Pareja que no es que la tecnología genere ansiedad, sino que es parte de la inseguridad de las personas.

“Cuando tienes una relación de pareja, el apego es una función que te hace relacionarte con el otro, es algo que te une, un lazo emocional, el apego afecta tu comportamiento tanto en persona frente a frente, como también detrás de un monitor o un celular, como cuando envías un mensaje y después de horas no te responden”, comenta.

Como sabes que el WhatsApp tiene la capacidad de destruir tu relación evitas estar pendiente en qué momento él se conecta.

6. Demuestras lo madura que eres 

Si ese chico con el que compartes tu vida te ha demostrado con creces que le importas, ¿por qué te haría dudar? Estar segura de quien tiene a tu lado muestra tu seguridad y comprensión. Lo haces desde el punto psicológico y no emocional.

Como dice una frase anónima: “Si algo es para ti, no necesitas perseguirlo”.

 
istock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios