image for Dismorfia corporal: El trastorno que te hace ver “fea”

Dismorfia corporal: El trastorno que te hace ver “fea”

En una gran mayoría, las mujeres como tú o yo tenemos alguna zona del cuerpo que no nos agrada tanto. Sin embargo, de eso a padecer dismorfia corporal o dismorfofobia, el síndrome que te hace ver “fea” o ver defectos físicos donde no existen hay una enorme diferencia. ¿Sabes de qué te hablamos?

La dismorfia o dismorfofobia fue descrita por el psiquiatra italiano Enrique Morselli por primera vez en 1886. En esa oportunidad el especialista lo explicó como un trastorno que hace que una persona se vea a sí misma o una parte de su cuerpo de manera muy totalmente distinta a como es en realidad. Esa parte del cuerpo es vista por quien lo padece con defectos que no existen, a tal punto que la persona llega a sentir angustia.

La psicóloga clínica Rosa Luna explicó lo siguiente a través del sitio Código Nuevo: “La persona es capaz de formar una imagen distorsionada de su figura o de una parte, como la nariz o los glúteos”.

Para entenderlo mejor, es necesario que recurramos a ejemplos. Una de las celebrities que lo padeció fue la actriz Uma Thurman, quien reconoció durante una entrevista dada a la revista Talk que luchó contra este trastorno hasta sus 14 años, pues estaba convencida de que era demasiado alta y de que su boca y nariz eran demasiado grandes.

En el caso de Miley Cyrus, su trastorno transcurrió cuando interpretaba a Hannah Montana en la serie de Disney.

“Eres una estrella del pop. Eso significa que tienes que ser rubia, de pelo largo y que tienes que llevar algo ajustado y brillante. Pero yo era una niña pequeña y frágil que interpretaba a una chica de 16 años con peluca y toneladas de maquillaje. Me hicieron parecer alguien que no era en realidad, lo que probablemente me causó cierto trastorno de dismorfia corporal porque me hacían estar tan guapa todos los días que cuando no estaba en la serie me preguntaba: ¿quién soy?”, declaró a una entrevista en Marie Claire. 

¿Cómo saber si lo padeces?

Bien lo explica la Clínica Mayo, que asegura que existen ciertos signos o síntomas que puedes detectar, aunque por lo general en la etapa que más afecta este trastorno es en la adolescencia. Algunos de ellos son:

1.Te preocupas excesivamente por un defecto percibido en tu apariencia que los demás no ven o le dan una importancia menor.

2. Crees convincentemente que tienes un defecto en tu apariencia y que te hace ver desagradable o hasta deforme.

3. Crees que los demás se burlan de ti por tu apariencia.

4. Intentas esconder los defectos a través de tu ropa o maquillaje.

5. Comparas tu apariencia frecuentemente con la de los demás.

6. Tienes tendencias perfeccionistas.

7. Te sometes a procedimientos estéticos sin quedar satisfecha.

8. Evitas socializar.

9. Te preocupas tanto por tu apariencia, que te causa angustia y hasta problemas en tu trabajo, con tu pareja…

Zonas más “conflictivas” 

Las zonas que más obsesionan a las personas que lo padecen son: el rostro, nariz, cutis, arrugas, acné, cabello, el tamaño de los senos y hasta los genitales.

¿Cuándo ir al médico? 

El no acudir a tiempo al médico puede hacer que padezcas más ansiedad, depresión, trastornos de alimentación, llegar a abusar de sustancias y en el peor de los casos, tener pensamientos suicidas.

Aunque no existe una forma de evitar el trastorno de dismorfia corporal, este se presenta más que todo durante los primeros años de la adolescencia, el identificarlo de forma temprana y empezar a recibir tratamiento puede ayudarte, recomienda esta institución médica.

 
istock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios