image for 15 “horrores” imperdonables que cometen los hombres de 20, 30 y 40 años en la cama

15 “horrores” imperdonables que cometen los hombres de 20, 30 y 40 años en la cama

¡Vamos al grano! Así como existen hombres que son dioses entre tus piernas, hay otros que no se ganan ni un dólar. Los errores o mejor dicho “horrores” que cometen en la cama son más frecuentes de lo que crees. Es más, es posible que ya hayas sido víctima de algunos de los citados a continuación:

1.Que se olviden del juego previo de la seducción. Todas las mujeres odiamos cuando ellos pasan por alto los comentarios con doble sentido, las caricias y los besos. Entiendan que esas pequeñas, pero enormes acciones elevan la temperatura de nuestro cuerpo.

2. Besos demasiado bruscos. Hay una línea delgada entre pasión e intensidad que no todos saben respetar, al punto de que llegan a lastimar a cualquier mujer. Qué sensación más desagradable es cuando un hombre usa su barba, dientes y lengua para darte un beso “inolvidable”. Apaga el fuego de inmediato.

3. Acaricia tus zonas erógenas por salir del paso. Sabes que muere por estar contigo, pero tiene tanta prisa que lo hace sin delicadeza, a tal punto que te provoca un dolor insoportable por varios días.

4. Obviar las piernas, abdomen, manos… Ven los senos y las nalgas como los grandes protagonistas. Lo demás, no cuenta.

5. Morder con demasiada fuerza. ¡Ok! está bien. Hay situaciones que te llevan a pedirle a tu chico que emplee sus dientes para dar pequeños mordiscos a tus pezones, pero cuando esa práctica se hace común, no resulta ser nada excitante ni mucho menos es un mordisco travieso.

Lee más
thumbnail of feature post
10 cosas que odiamos que ellos hagan en la cama
 

6. Dejar “chupetones”. Recuerdo que en mis años de secundaria era muy normal que alguna de mis compañeras llegara con marcas en el cuello o escote. Solían taparse con un suéter o incluso con maquillaje. ¡Qué desagradable la inexperiencia! Por más emocionante que sea el sexo, no querrás terminar con uno o dos en tu cuerpo. ¿O sí?

7. Meter mano antes de que estés preparada. Está bien que esté ansioso; eso sí, espera que el nivel de excitación sea el adecuado antes de cometer la estúpida decisión de penetrar. Para cualquier mujer, la lubricación es vital pues de lo contrario será una experiencia traumática porque el dolor será inevitable.

8. Lanzarse directamente al clítoris. ¡Heeello! Aunque este suele ser uno de tus puntos sensibles, existen otros lugares que tienen que explorar antes. ¿Por qué será que los hombres no entienden que la reacción a las relaciones sexuales de ellos es totalmente distinta a la de las mujeres? Cuando lleguen a apreciar ese punto, tendrán la capacidad de hacer sentir a su chica un orgasmo intenso y placentero.

9. Parar antes de tiempo. ¡Lo odio! Típico, estás cerca de tocar el cielo con la punta de tus dedos y él se da el lujo de bajar su intensidad, alejar sus manos de tus partes íntimas y simplemente expresa que “necesita un descanso”. ¿Qué?

10. Penetrar con demasiada fuerza desde el inicio. Hasta por más rapidito que sea, las mujeres necesitamos sentirnos listas. Al inicio puede que no pase nada, pero si se convierte en rutina, tendrás que señalarlo como un hombre que es malo en la cama, aunque esa etiqueta no le guste. Sorry!

11. Eyacular y se terminó todo. Qué manía la de los hombres de creer que si ya llegaron al orgasmo, no hay más que hacer. Está bien que en algunos casos no lo puedan controlar, pero a veces, cuando eyaculan, representa que todo acabó y te dejan con las ganas. Hazle saber que necesitas que no se apresure y que existen posiciones sexuales para retenerlo.

12. Penetrar el ano sin permiso. ¡ALTO! Todos los hombres tienen la fantasía sexual de tener sexo anal con sus parejas. Sin embargo, el ano es una zona estrecha y delicada que si es penetrada bruscamente, causa un dolor insoportable. Si te pide que lo hagan, sigue estos consejos para que el sexo anal no te duela.

Lee más
thumbnail of feature post
18 verdades sobre los hombres que nadie te contó
 

13. Forzar tu cabeza mientras le das sexo oral. Tan incómodo que es que te halen el cabello o te sumerjan sobre su amiguito.

14. Eyacular en tu boca sin preguntar. ¿Sabías que el sabor del semen depende de los alimentos que tu pareja consumió horas antes? El alcohol, los espárragos, pollo, carne roja, chocolate y el tabaco hacen que su sabor sea un tanto desagradable, mientras que las ciruelas, nectarinas, naranjas, limones, limas, perejil, cilantro, menta, hierbabuena, uvas y té verde lo hacen más agradable.

15. Ama el sexo oral, pero no lo da. Es la técnica sexual más placentera para nosotras las mujeres y que él no quiera dártela es como ir a un restaurante y no pedir postre.

 
istock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios