imagen anuncio
 
 
image for Mi (ex)amiga se acuesta con mi (ex)pareja

Mi (ex)amiga se acuesta con mi (ex)pareja

Ya sea que hayas tenido una relación de un día o diez años con un chico, la realidad es que a nadie le gusta que llegue otra mujer a ocupar tu lugar en su vida. Mucho menos que esa nueva persona sea una conocida, y peor aún cuando resulta ser tu propia amiga. Una  situación como esta puede ser tan complicada como delicada. No obstante, la esperanza no está perdida, ya que podemos aprender de la experiencia para que no nos ocurra en una próxima ocasión:

Besa y no cuentes. Aún cuando te sientas en confianza con tu amiga,  evita contarle todo lo que ocurre dentro de tu relación. A nadie le incumbe si tu pareja es muy romántico o sensible, y mucho menos si es o no bueno en la cama, besa bien o es un excelente amante. Lo único que lograrás es despertar el interés y curiosidad en tu amiga hacia tu pareja.

  • Donde caben dos NO caben tres. Es saludable que en ocasiones compartan juntos en grupo con tus amistades, sin embargo, no siempre deber ser así. Hay ciertas actividades que deben ser únicamente llevadas a cabo entre parejas. Ir a cenar, al cine, o de compras, son momentos para estar solos. No querrás que tu galán esté presente cuando tu amiga decida que quiere comprar ese nuevo sostén color rojo talla 32D.

    Los problemas de pareja, de pareja son.
    Ya sea que te peleaste con tu chico o que no te gusta algo que hizo,  esos son problemas que deben resolver juntos. No le permitas a nadie invadir el espacio de intimidad que con tanto esfuerzo han creado. Mucho menos le pidas a tu amiga que intervenga y converse con él para hacerlo “entrar en razón”. Es a ti a quien te toca comunicarte con tu pareja  directamente.

Evita las juntillas. El que tu pareja y tus amigas pasen demasiado tiempo juntos no es saludable. Establece un espacio de respeto y busca que su comunicación se lleve a cabo mientras tú estes presente o por lo menos que estés enterada cuando ocurra. Recuerda que la única diferencia entre una amistad y una relación es la complicidad que existe en la misma. La complicidad se gana cuando participan sólo dos, y tú definitivamente tienes que buscar ser en todo momento una de esas dos personas.

Aún cuando tú no estás en control ni eres culpable de aquello que pueda ocurrir entre tu pareja y tu amiga, ya que como adultos ellos son responsables de sus acciones, sí puedes ayudar a evitar una situación lamentable. Se sabia y mantente pendiente a las señales, pero sin permitir que el miedo a que algo negativo pueda ocurrir se apodere de tu relación o dañe tu amistad.

Déjanos saber qué harías tú ante una situación como esta. Participa en la encuesta de esta semana.

 

Foto: Getty Images

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios