image for ¿Amiga de tu ex?

¿Amiga de tu ex?

Creo que lo mejor es que seamos amigos“, “yo te sigo queriendo, pero sólo te puedo ver como un amigo”, este tipo de frases han sido la estocada final de muchas relaciones. ¿Se trata de una manera suave de decir que realmente no se quiere saber más de la otra persona?  ¿O en realidad se tiene la intención de ser amigos de aquella persona que hasta ese momento era nuestro compañero romántico? La pregunta real es qué tan factible es ser amiga de un ex.

Superar un rompimiento no es asunto sencillo, independientemente de quien tomó la decisión. Dependiendo del tipo de relación, la intensidad de la misma y su duración, tu expareja formó parte importante de tu vida: tienes un montón de recuerdos que lo involucran, te has acercado a su círculo de amigos y él a tu familia, conoces sus mañas y él las tuyas, han compartido muchas experiencias y hasta seguramente ya lo tenías planillado en tu futuro.

Hay quienes defienden la opción de ser amigos de su ex, alegando que no quieren perder a alguien que significó tanto en su vida y que si existe cariño y madurez, la amistad puede florecer naturalmente. Finalmente ¿no es tu pareja también tu mejor amigo? Digamos que aunque en teoría esto es cierto, tú no tienes el menor problema viendo a tus amigos con sus novias. Ahora imagina el escenario de tu ex, su nueva chica y tú en la misma fiesta.

Si estás considerando ser amiga de tu ex, ten en cuenta lo siguiente:

  • Date espacio y tiempo- No pretendas saltar de ser su pareja a su amiga en el mismo día, semana o mes. Los rompimientos dejan heridas y lo vivido no se borra tan fácil. Date y dale tiempo y espacio. Hazlo de verdad: no lo veas, no le escribas, no lo llames, no será fácil pero es lo mejor.
  • Reconéctate contigo misma- A casi todas nos suele pasar que una vez nos involucramos en una relación de pareja, dejamos de lado muchas cosas que nos hacían felices y que eran parte importante de nuestras vidas. Este es el momento de retomar nuestros pasatiempos, reconectarnos con nuestras amistades y reafirmar los que somos.
  • No ruegues- Si él fue quien terminó contigo, sus razones tendrá. Rogarle que no te deje puede tener dos efectos igualmente contraproducentes: que tu ego y autoestima se vean arrastrados si él se mantiene firme en su decisión, o puede que termine volviendo contigo por pesar de herirte.
  • Deslígate- Una de las grandes tendencias que tenemos es la de idealizar a nuestros exes. Está bien que no lo detestes, pero recuerda las cosas que te incomodan de él. Finalmente él también es un ser humano. En este mismo sentido, los amigos generalmente no tienen sexo y mantener este lazo con tu ex puede causarte más daño que beneficio.

Si debes mantener una relación con tu ex porque tienen negocios, hijos u algún otro tipo de compromiso, limita tu contacto a dicho tema. Relájate, sal, diviértete, sigue adelante y tal vez con el tiempo tú y él puedan compartir nuevos espacios, esta vez como amigos.

Foto: Goodshoot

 

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios