imagen anuncio
 
 
image for Amigos con derechos

Amigos con derechos

Existen los noviazgos, los matrimonios, los encuentros casuales de una noche, las relaciones abiertas y también los amigos con derechos. Para muchos este tipo de relación reúne lo mejor de dos mundos: el sexo y la amistad. Es un arreglo donde las dos personas se tienen la confianza y cariño suficiente como para mantener una amistad unida, que ocasionalmente incluye la exploración sexual, sin que esta se convierta en una relación o un motivo de celos o posesión.

¿De qué estamos hablando?

A diferencia de la relación sin compromisos, donde dos personas se reúnen con el propósito central (si no exclusivo) de tener sexo, sin expectativas de nada más, los amigos con derechos son eso, una relación de amistad donde se comparten instancias regulares como idas al cine, museos, fiestas, etc. y se agrega el sexo. Eso sí, es importante entender que sigue tratándose de una amistad.

Baja libido femenina

¿En qué te estás metiendo?

Es importante que tengas una conversación sincera contigo misma antes de decirle que sí a una amistad con derechos. Claro, el sexo con un amigo suele ser cómodo, liberador y muy placentero, pero también trae consigo un cierto nivel de estrés. Puede que pienses inicialmente que este tipo de relación será muy sencilla, pero una vez comiences a crear intimidad con tu amigo puede que uno de los dos desarrolle sentimientos más allá de una amistad, y puede ser muy incómodo si el otro no siente lo mismo.

Comunicación

Como en cualquier otra relación en la que los sentimientos están de por medio, la comunicación es muy importante. Establezcan desde el principio las “reglas” de su relación y continúen hablando de cómo se sienten en la medida en que la relación progresa. Qué les gusta, qué no, cuánto tiempo pasarán juntos, cómo se ve afectada su amistad por el hecho de tener sexo, etc.

De lejos

Es bueno que mantengan su relación de amistad (compartir tiempo juntos, reír, salir, estar con su grupo habitual de amistades) pero eviten al máximo las expresiones que creen apego. El cogerse las manos, abrazarse o besarse puede terminar confundiéndose con una relación romántica.

¿Cuándo parar?

Recuerda que se trata de tu amigo, y no te pondrías celosa de que tu amigo salga con otra persona a menos que haya sentimientos de por medio. Si comienzas a esculcar su Facebook y a obsesionarte con las fotos que sube con una bella desconocida, es momento de tomar distancia y evitar los resentimientos posteriores.

Sé honesta

Si en algún momento sientes que quieres más que una amistad con tu amigo, díselo. No sigas teniendo sexo con él y siendo sólo su amiga si no es lo que deseas, al final solo resultarás herida.

 
Foto: iStockphoto
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios