imagen anuncio
 
 
image for Arriésgate, invítalo a salir

Arriésgate, invítalo a salir

Hecho un manojo de nervios en medio de una fiesta donde todo el mundo parece estar emparejado, un hombre medio tímido se toma un trago, para ver si logra reunir el valor de irle a decir a la chica de cabello negro que está bailando sola si quiere bailar con él. Al fin decide acercársele y antes de que logre abrir la boca, la mujer ya le ha echado una mirada de fiera que le dejó bastante en claro que no está interesada. ¿Qué hay de inusual en esta escena? Que es cuento viejísimo que las nuevas generaciones de mujeres estamos cada vez más dispuestas a cambiar. Anímate y da el primer paso, invita a salir al hombre que te gusta.

Sé directa

Así nosotras insistamos en lo contrario, los hombres no tienen la capacidad de leer el pensamiento. Si tu invitación es tan vaga como “me gustaría verte algún día”, puede que él ni entienda qué es lo que quieres o que te “vea” en un par de décadas. Pregúntale directamente si quiere ir al cine contigo, acompañarte a una fiesta o salir a cenar. Deja claro para ambos el día, hora y lugar de la cita.

Piensa en él

Si te gusta, seguro ya sabes algo sobre sus gustos y personalidad; si no es así, es hora de que hagas un mínimo de investigación. Determina el tipo de actividades que le gustan, su disponibilidad horaria y compromisos, así estarás preparada para ofrecerle que te acompañe a un plan que le llamará la atención. No se trata de que por darle gusto a él termines haciendo algo donde tú vas a aburrirte terriblemente, sólo ten presente sus gustos a la hora de invitarlo a salir.

Evita la agresividad

Los hombres viven aterrorizados (e igualmente atraídos) por el género femenino. Evita parecer como una mujer desesperada, mandona o machota cuando te acerques a invitarlo a salir. Los menos que quieres es que además de rechazarte la invitación tenga pesadillas contigo. Sé agradable, utiliza una voz suave, acércatele con toda tranquilidad y deja que sea tu encantadora personalidad la que cierre el trato.

Evita el exceso

El pantallazo de Hollywood de que el verdadero amor es el resultado de cruzadas a través del mundo, dosis intensas de drama y duelos no es más que una ilusión que nos hace soñar en el cine, pero poco tiene que ver con la realidad. Haz que tu primera cita con el chico que te gusta sea algo sencillo. Un almuerzo, una salida a un museo, ir a ver un partido de fútbol. No sobreplanees ni lo ahogues.

En público

Cuando invites a salir al hombre que te gusta, piensa en lugares públicos. Evita que la primera cita sea en tu casa y en lo posible evita hacer algo que pueda nublar tu juicio o afectar el desenlace positivo de este primer encuentro. No te emborraches y evita tener sexo, te quedarás esperando que te tomen en serio.

Una vez es suficiente

Un hombre puede aceptar gustoso ir contigo a una cita, pero su ego no permitirá que seas siempre tú la que lleve la delantera. Si la cita va bien y te sientes cómoda, díselo, ya luego será decisión suya si se anima a invitarte a la segunda cita. Esto será un claro indicativo de que le gustas.

Foto: Jupiter Images

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 

Comentarios