image for Consejos prácticos para avivar la pasión

Consejos prácticos para avivar la pasión

Piensa: ¿Cuándo fue la última vez que hiciste el amor con tu pareja? Sé honesta, ¿qué tan satisfactorio fue? Si los encuentros sexuales entre ustedes han disminuido su regularidad, parecen no salir de la misma pose y te diviertes más fantaseando que haciendo, te damos unos consejos para que revivas la pasión sexual.

Planifica: No se trata de que mantengas tu vida sexual dentro de un horario estricto, pero sí de que te tomes el tiempo para planear cosas distintas. Invierte en aceites y velas aromáticas, cambia el lugar donde generalmente haces el amor, ambiéntalo con música, atrévete a usar prendas sugestivas.

Anímate: Aunque los materiales eróticos puedan ser intimidantes inicialmente, no los rechaces como una alternativa de estimulación. Fotos, videos y juguetes sexuales pueden traer todo un aire de variedad a la relación.

Variedad: El practicar sólo un tipo de sexo puede convertir la relación en algo aburrido. Hacer el amor despacio y de manera romántica tiene sus beneficios como también lo tienen las versiones más “salvajes” y excitantes.

Hablen: ¿Recuerdas cuál era tu plato favorito cuando pequeña? Dudosamente sigue siendo el mismo después de un par de décadas. Es bueno que de vez en cuando conversen sobre la evolución de sus gustos sexuales: qué les sigue gustando, qué variarían y qué cosas nuevas les interesa probar.

Agua: Pocas cosas son tan relajantes (y eróticas) como ducharse o tomar un baño de burbujas juntos.

Escribir: Aunque parezca “cosa de niños”, las notas, correos electrónicos, cartas y mensajes de texto son una buena forma de mantener el romance y una excelente vía de estimular la mente… desde el punto de vista sexual.

Jueguen: No todas las sesiones apasionadas tienen que concluir en penetración para lograr ser satisfactorias y gratificantes. Los besos, las caricias y la masturbación son otras buenas formas de estimulación.

Disfruta de ti: Un error muy común de las parejas que se sumergen en el “dos” olvidando por completo el “uno”. Dedicarte tiempo a ti y a lo que más te gusta te hará una persona más fuerte, valiosa y deseada.

Al mando: Sólo porque él sea el hombre no significa que deba estar en control todo el tiempo, o que se las sepa todas. Toma tú el mando de lo que pasa en la cama, él no pondrá resistencia.

Explora tus fantasías: Aunque hay ciertos anhelos sexuales que tal vez no puedas llegar a concretar, hay varios otros que sí. Mientras tu pareja esté dispuesta, explorar tus deseos sexuales representa un gran estimulante.

Tu sello personal: La lista de sugerencias para revivir y mantener la pasión en la cama puede ser tan larga o corta como tú y tu pareja lo deseen. Agrega, varía y quita, tu imaginación es el límite.

 

 

 

 

 

 
Foto: iStockphoto
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios