imagen anuncio
 
 
image for Cómo acercártele al hombre que te gusta

Cómo acercártele al hombre que te gusta

Tradicionalmente la regla establecida es que los hombres son los “cazadores” y las mujeres sus “presas”. Ellas se encargan de mantenerse sonrientes y bellas, mientras ellos entran en dura competencia con otros hombres para ganar un sitio en el corazón de la chica que les gusta. Incluso si le quitamos la visión de telenovela, esta postura es bastante anticuada. Aunque no se trata de que pierdas por completo tu feminidad y te abalances sobre el hombre que te gusta como una fiera, darle un empujoncito para que note que existes y te invite a salir no está de más. Ten en cuenta que a ellos también les es difícil dar el primer paso, más cuando no tienen idea de qué pasa por nuestra mente. Anímate y sigue estos consejos para acercártele al hombre que te gusta:

Seguridad. No hay nada más atractivo que una mujer segura de sí misma, sin mencionar que si no estás segura de quien eres probablemente no tengas muy claro qué es lo que quieres. Deja de lado a la vocecita crítica que todo el tiempo te está diciendo que algo en ti está mal. Camina como si fueras dueña del mundo, sin importarte las libras de más que subiste durante el invierno, ni el hecho de que tus amigas tengan un mejor guardarropa. Tú eres única y hermosa tal como eres. Cuidado, no se trata de que te hinches tanto el ego que parezca que eres insoportable, sólo de que estés cómoda con el ser que eres.

Ojos que hablan. Si eres el tipo de chica que es tímida, no vas a convertirte en una seductora infalible de buenas a primeras, ni se trata tampoco de hacer todo el trabajo por él. ¿La clave? Contacto visual. Los hombres son despistados por naturaleza, pero si hay algo que les encanta es la mirada seductora de una mujer. Deja que tus ojos hablen por ti, cuando lo tengas cerca míralo fijamente por unos cuantos segundos, de manera intensa. No te quedes mirándolo todo el tiempo, ni lo hagas todo el tiempo, y recuerda si a eso le agregas una sonrisa, estarás enviando un mensaje claro como el agua.

Comparte su espacio. La idea es que puedas estar cerca del hombre que te gusta, compartiendo cosas que le gustan. No se trata de que dejes de lado tu vida o resultes con “nuevos intereses” por cosas que te aburren profundamente. Sin embargo, si siempre has querido tomar una clase de yoga y él va regularmente, esta podría ser una excelente oportunidad para comenzar. Si te gusta la comida italiana y siempre has ido al mismo restaurante, anímate a ir a uno que sabes que él frecuenta. Si no estás a su alrededor, es muy difícil que conecten.

Tú y él. Cuando finalmente te animes a hablarle, bien sea sobre algún tema general como el estado del tiempo, o directamente sobre sus planes para el próximo fin de semana, evita a toda costa llegarle en grupo. Deja atrás a tus amigas, primas y hermanas. Se trata de crear un diálogo fluido y cómodo para los dos, no de que él sienta que se le vino encima la inquisición.

Da el primer paso. Si el chico muestra interés por ti pero no se anima a hablarte, o si se trata de un hombre muy tímido, anímate y da el primer paso. Para no ponerte en una situación muy vulnerable puedes invitarlo a una fiesta a la que vayas a ir, a que te acompañe a ti y a un grupo de amigos a comer algo después del trabajo o a que repasen para el examen de mañana. No lo hagas sonar muy serio o comprometedor.

Foto: iStockphoto

 

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios