image for Cómo hacerle un “strip-tease”

Cómo hacerle un “strip-tease”

Vamos a hablar claramente: a los hombres les encantan los strip-teases; si no han visto uno, aún les encanta la idea del mismo. Una mujer segura, en control, que lo tienta a desenfrenar su sexualidad, sin permitírselo del todo. Si tu pareja nunca te ha expresado su deseo, puede que le dé algo de nervios tu reacción, pero antes de que lo mandes con los amigos a cumplir esta pequeña fantasía, llénate de ánimo y pasión y hazle tú misma el strip-tease.

Tentarlo, esa es la palabra clave. Aunque algunas de nosotras no gustemos del juego de “fingir dar” sin hacerlo realmente, no tiene por qué impedirnos entender que a ellos les encanta. Tómate el tiempo de hacer todo lentamente: bailar, tus movimientos, quitarte una a una las prendas hasta quedar en lingerie sexy y reveladora. Asegúrate de que lo llevas al extremo del deseo antes de darle la recompensa final.

La escena, si haces el strip-tease en tu habitación, en la misma cama que ya comparten y vistiendo la misma pijama que te ha visto hace meses, estarás restándole todo el misterio y novedad al asunto. Tómate el tiempo de preparar un escenario que lo haga sentir que está en otro lugar y hasta con otra mujer. Escoge la cocina, la sala o hasta una habitación de hotel para tu escenario. Decora el espacio para la ocasión. Pon las luces un poco más tenues, puedes optar por velas aromáticas o bombillas de colores y, claro, lo que lleves puesto será un elemento clave. Puedes disfrazarte de algún personaje que le guste a él y definitivamente escoge ropa interior sensual y nueva que él no haya visto antes. Determina dónde lo vas a sentar y escoge una silla para que puedas utilizar en tu actuación. Asegúrate de que tanto él como tú estén cómodos.

Capas, si desde un inicio estás semidesnuda, el juego durará muy poco. Elige ropa sexy y entallada y ponte varias piezas. Puedes utilizar una falda ceñida, una camisa de botones, una corbata, un sombrero, medias veladas o de malla. La idea es que tengas bastantes cosas que quitarte y con las cuales jugar. Tómate tu tiempo con cada una de ellas, la tensión y el deseo lo volverán loco.

Acción

Primero que nada olvídate de lo incómoda o ridícula que te puedas sentir, estás frente al hombre que te ama y para él eres la mujer más hermosa que existe… quien además le está dando un regalo increíble.

  • Comienza de cerca, no permitas que él te toque pero sí que vea claramente tu figura, rodea su silla, detente enfrente de su silla y agáchate para que pueda ver tu escote.
  • Muévete, puedes cambiar el ritmo con el que te muevas pero no te detengas. Mantente dentro de su rango visual y de vez en cuando desaparece detrás de él. Acércate y tócalo suavemente, permite que te observe en la medida en que te vas quedando con menos prendas. Luego, aléjate.
  • Desnúdate, pero hazlo lentamente: botón por botón, aflójate la falda y baila con ella algo descaderada antes de retirártela completamente. Juega con tus accesorios, acarícialo con ellos.
  • Háblale, si te sientes cómoda pregúntale si le gusta lo que haces, si se siente excitado, si tiene ganas de tocarte.

Para concluir puedes dejarlo que observe cómo te masturbas y finalmente haz el amor mientras todavía está en la silla. Eso sí, no esperes que vaya a durar mucho.

Foto: iStockphoto

 

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios