image for 8 formas de resolver los problemas de pareja como una mujer madura

8 formas de resolver los problemas de pareja como una mujer madura

Darte cuenta de si eres una mujer madura no depende de la edad, sino más bien de todo lo aprendido a lo largo de tu vida. Llegas a descubrir que lo eres porque te conviertes en una persona más selectiva, tienes mayor confianza en ti misma, llegas a entender que no necesitas estar pendiente de tu pareja las 24/7, sabes perdonar, tomas decisiones acertadas, disfrutas de la soledad y amas estar más en casa. Y si soy una mujer madura, ¿cómo reacciono cuando tengo una relación de pareja y tengo algún problema?

1.Te esperas a que pase la cólera para hablar

Cuando peleas con tu chico, por tu boca no salen palabras de las que luego te arrepientas, por ejemplo: “Se acabó, terminamos”, “ya no te amo”, “lo que opine tu madre no me interesa”… ¡Las emociones son traicioneras!

Si eres una mujer madura, sabes que ese NO es un buen momento para hablar, por lo que esperas que se te baje la furia para expresar lo que no te gusta y encontrar una solución.

2. No das por hecho situaciones que no te constan 

Si ves a tu chico que pasa sumergido en su teléfono, de una no te haces la idea de que su actitud es porque hay otra. Si no eres de revisar su móvil porque estás consciente de que violas su privacidad, antes de hacerte ideas en tu cabeza, preguntas. ¡No reclamas a la primera!

Lee más
thumbnail of feature post
7 señales de que tu chico te está siendo infiel emocionalmente
 

3. Escuchas con respeto y hablas, no gritas 

Puede que estés sumamente enojada porque olvidó pagar la hipoteca de la casa, porque se le pasó la fecha del aniversario del noviazgo o matrimonio o hasta porque no canceló el recibo de la luz y te quedaste a oscuras; sin embargo, por más cólera que tengas, hablas no gritas a tal punto que el vecino toque la puerta de tu casa para saber que estás bien.

4. No manipulas con llanto

En medio de una situación difícil en la que ya no sabes qué hacer ni qué decir, no rompes en llanto para que tu pareja se sienta culpable. Una mujer madura como tú sabe que esa actitud tiene nombre y se llama chantaje. ¡Tú no necesitas de esta técnica para solucionar tus problemas!

5. No te sientes inferior por decir: “Lo siento, me equivoqué”

Pedir perdón no es fácil, mucho menos cuando implica hacerlo frente a tu pareja. Para ti está primero la relación que han construido juntos que tu orgullo. Te sientes mejor pidiendo perdón que evadiendo a tu chico por días.

7. Le dices sin pelos en la lengua lo que NO te gusta 

Si notas que él prefiere salir con sus amigos antes que contigo, sale de fiesta muy seguido y no te invita, ha comenzado a ingerir alcohol de forma descontrolada, le permite a su familia involucrarse en sus problemas de pareja… no tienes problema en decirle: “Hasta aquí, ya no más”. Cuando no te gusta algo, lo dices de forma clara y directa. Sabes que es la única manera de que se dé una verdadera comunicación. Aunque creas que parece obvio que te molesta, no tiene una bola de cristal para adivinar lo que estás pasando o sintiendo.

8. Entiendes que tu pareja tiene sus defectos, pero tiene el doble de cualidades 

Posiblemente cuando estabas solteras en tu cabeza te habías hecho una lista de requisitos que debía cumplir tu hombre ideal, pero con el paso del tiempo te diste cuenta de que eso era solo una fantasía. Ahora que eres una mujer madura llegaste al punto de entender que así como tu pareja tiene defectos, posee cualidades que te tienen enamorada y valen más que todo aquello feo que no te gusta de él. Por ejemplo, es muy desordenado en casa, pero por otro lado es sumamente comprensivo y cariñoso. Lo malo pasa a segundo plano.

Y tú, ¿te consideras una mujer madura?

 
Getty Images
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios