image for ¿Debo terminar esta relación? 20 puntos clave

¿Debo terminar esta relación? 20 puntos clave

Ah, el amor… Los seres humanos pasamos gran parte de nuestras vidas buscando a esa persona ideal con la cual compartir nuestros sentimientos y formar un futuro. Es precisamente este deseo, unido al miedo que puede producir la soledad, lo que muchas veces hace que nos “atemos” a personas que aunque tienen muchos aspectos positivos, definitivamente no son la pareja idónea. Revisa nuestro listado y mira en cuántos de estos puntos negativos identificas a tu amado (e incluso a ti misma)

  • No es capaz de decir “te amo” tras años y años de relación.
  • Han pasado una considerable cantidad de tiempo juntos y él sigue sin presentarte a sus amigos cercanos o familia (lo último es aceptable si él mismo no tiene buena relación con ellos y los evita la mayor parte del tiempo).
  • Te llama términos incómodos u ofensivos como “estúpida”, “idiota”, “boba”, “incompetente”, entre otros.
  • No le cabe en la cabeza que el sexo no es una obligación y se enoja si no tienes sexo cuando, cómo y cuántas veces lo desea. 
  • No tiene idea de tu segundo nombre, color favorito o los nombres de tus amigos cercanos. Si no se preocupa por saber de ti, está demostrando su nivel de interés en la relación.
  • Rara vez te permite hablar cuando conversan, te interrumpe constantemente y habla sin parar. Encuentra a alguien que valore tus pensamientos, opiniones y sea capaz de disfrutar del silencio.
  • Se niega a casarse, incluso sabiendo lo importante que es el matrimonio para ti y el tiempo que llevan juntos. Pocas cosas son tan complicadas de manejar como alguien que le tiene miedo al compromiso.
  • No participa de las cosas que te gustan, aun cuando le has explicado lo importantes que son para ti.
  • Es una persona muy centrada en sí misma, para quien la única opinión válida es la suya, ser atendido es un derecho de nacimiento y el mundo gira a su alrededor.
  • Es incapaz de hablar sobre las diferencias y aspectos que deban mejorar en la relación, sin dar por sentado que se trata de una pelea o ponerse a la defensiva.
  • Se burla de tu cuerpo y te hace sentir poco atractiva.
  • Sufre de celos enfermizos que han hecho que reduzcas tu trato con amigos, tus salidas sola y actividades que antes disfrutabas. Una relación no debe ser una cárcel.
  • Tú quieres hijos y él no, aunque es posible que se trate de un miedo natural de enfrentar esta responsabilidad, lo más lógico es que se trata de una decisión consciente de vida. No puedes convencer a alguien de que quiera tener hijos.
  • No tiene empleo/dinero, pero no hace nada para solucionarlo. No querrás ser quien empuje a una persona perezosa, con pocas ambiciones o falta de empuje.
  • Te trata muy bien, pero no hace el más mínimo esfuerzo de llevarse bien con tus amigos, familia o personas con las que interactúa cada día.
  • Te hace sentir mal por tu pasado, usando información que alguna vez compartiste con él.
  • No tiene deseo de vivir, pasión hacia algo y es infeliz. Te aburres o te lleva con él, esas son las dos posibles alternativas de esta ecuación.
  • No respeta tu privacidad.
  • Te ha sido infiel (o lo continúa siendo). Muchas parejas se “recuperan” de una infidelidad, pero es una herida profunda que marca y dice claramente falta de amor y respeto.
  • Consume drogas, no sabe cuándo dejar de tomar, gasta dinero desaforadamente, abusa de ti física o psicológicamente.

Aunque alejarnos de la persona que amamos puede resultar bastante doloroso, permanecer en una relación que obviamente no te llena o no te hace feliz, tiene un futuro dudoso sino oscuro.

 
Foto: Wavebreak Media
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios