image for Demasiadas oportunidades

Demasiadas oportunidades

Un estudio reciente, muy citado en el campo del mercadeo, reveló algo sorprendente del ser humano. Cuando se les dio a los consumidores la oportunidad de escoger entre cuatro marcas diferentes de mermelada de fresa, estos seleccionaron la que más les llamó la atención por el envase, el color, etc. Sin embargo, cuando se les dio a escoger entre 30 marcas de mermelada de fresa… se fueron a casa con las manos vacías. Moraleja: cuando tenemos mucho de donde escoger, literalmente somos incapaces de tomar una decisión; es como si la zona del cerebro capaz de elegir se paralizara. Será esto lo que nos pasa en la relación pareja? Muchas personas admiten que, aunque se sienten atraídas por alguien, no se dedican de lleno a esa relación, pues qué tal si aparece “algo mejor”? En la era del “upgrade”, muchas personas tratan a los demás como si fueran un teléfono cellular. La única forma de combatir esta deshumanizante tendencia, que condena a tantas personas a la soledad, pues se les pasan los años esperando por alguien –“el mejor de todos”- que nunca llega, es determinar qué buscan en la otra persona, para así saber cuándo lo han hallado

-Por Giselle Balido

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios