image for El mejor sexo de verano

El mejor sexo de verano

¿A quién no le encanta el verano? Barbacoas, amigos, fiestas, playa y, si sabes aprovecharlo, el mejor sexo que has tenido en mucho tiempo. La estación de felicidad y florecimiento es la mejor para conectarte con tu ser sexual y disfrutar la vida en pareja.

Vístete para la ocasión: Si de “provocar sin dar” se trata, el fashion de verano es ideal. Camisillas de encaje, faldas que se ajusten a las líneas de tu cuerpo y un par de zapatos sexy con un buen manicure le pueden dar una idea visual a tu pareja de todo lo que podrá disfrutar, una vez estén en un lugar más íntimo.

Apaga el aire: Aunque las temperaturas lleguen a cifras elevadas, olvídate de prender el aire acondicionado. El sudor está lleno de feromonas y aunque ni tú ni él lo noten a un nivel consciente, su cuerpo los revistará y aumentará su deseo sexual. Es decir, puedes prepararte para una maratón.

Tómate tu tiempo: El calor tiene un efecto casi automático en la velocidad en la que hacemos… casi todo. Aprovecha esta sensación de “pereza” para pasar más tiempo en el juego previo.

Varía las temperaturas: Incorporar cubos de hielo a tu juego previo es una excelente idea para mantener las cosas interesantes. Masticar un trocito de menta antes de practicarle sexo oral a tu pareja o usar condones que contribuyan al cambio de temperatura en la zona genital, como los Trojan Fire and Ice Lubricated Condoms, son opciones ideales para crear diversas sensaciones.

Aduéñate del piso: Si las temperaturas están demasiado altas para resistirlas, opta por migrar al piso, sobre todo si este es de baldosín, el cambio en la temperatura marcará toda la diferencia.

Descansa: Antes de salir corriendo a prender el aire acondicionado o tomar una ducha después de hacer el amor, quédate quieta descansando y disfrutando del prolongado efecto erótico del calor en tu cuerpo.

Foto: iStockphoto

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios