image for El sexo es más placentero cuando es seguro

El sexo es más placentero cuando es seguro

¿Puede una vida sexual ser realmente placentera y plena si no es saludable? Esa es la pregunta que estamos haciendo a jóvenes y a toda persona sexualmente activa. Abril es el mes de la concientización de enfermedades de transmisión sexual (ETS). Para muchos hablar sobre hacerse la prueba de ETS es aún un tema tabú, y es por eso que como parte de nuestro esfuerzo de “Hazte la Prueba” queremos combatir el estigma social acerca de la sexualidad y las enfermedades de transmisión sexual.

 

Hazte la Prueba es una campaña a nivel nacional enfocada en asistir a jóvenes a que tomen control sobre su salud sexual. Es importante hacerse la prueba de detección de ETS, no solo porque previene futuros problemas de salud, sino porque también es una buena manera de poner en primer lugar tu cuerpo y a ti mismo si tienes sexo, sin importar si estás en una relación o no.

 

La prueba de ETS es generalmente rápida, simple y causa poco dolor. Por ejemplo, las pruebas rápidas de VIH pueden arrojar resultados en 20 minutos solo utilizando un hisopo en tu boca, y muchas pruebas solo requieren hacer pis en un frasco estéril. El tratamiento temprano puede prevenir problemas serios y duraderos, resultado de no haber tratado las ETS. Es más, los resultados son confidenciales, y todas las ETS, incluyendo el VIH, son tratables o curables. Los centros de salud de Planned Parenthood suministran más de 4 millones de pruebas al año, de las cuales 705,000 son pruebas de VIH.

 

Nos preguntamos, ¿por qué hay tantas personas con miedo a hacerse la prueba?

 

Muchas personas simplemente no saben que necesitan chequearse, pero toda persona que tenga sexo vaginal, anal u oral está expuesto a contraer una infección o enfermedad de transmisión sexual. Es imposible saber si alguien tiene una ETS con solo mirarlos. Y no puedes saber si tienes una ETS basado solamente en si tienes síntomas o no. Por lo general, no hay síntomas, así que la única manera de saberlo es haciendo las pruebas de detección.

 

En Estados Unidos, hay más de 260,000 latinos viviendo con VIH/SIDA. Los latinos suman el 24% de las nuevas infecciones de VIH y contraen el virus a una velocidad tres veces más rápida que los hombres de la raza blanca. Los latinos también tenemos mayores tasas de gonorrea y sífilis registradas que otras razas o grupos étnicos, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés). Este quiz puede ayudarte a determinar si necesitas hacerte la prueba o no.

 

Es también muy buena idea conversar sobre el uso de condones y barreras bucales y hacer las pruebas de detección antes de empezar a tener sexo. Tener una conversación abierta y honesta puede acercarlos y hasta mejorar el sexo (¡di hola a tu nueva y mejorada vida sexual!). Tampoco tiene porqué ser incómodo. Puedes empezar diciendo “hablar de esto me pone nervioso… pero quiero que estemos sanos y pienso que es importante”. Tu pareja puede sentirse aliviada que eres tú quien haya sacado el tema y entusiasmado con relacionarse contigo, ya que no será difícil hacerse las pruebas. Si necesitas algunas sugerencias sobre cómo empezar estas conversaciones, chequea estos videos de Planned Parenthood.

 

Desafortunadamente, todavía existe el estigma alrededor de las ETS y hacerse las pruebas, pero eso puede terminar aquí con nosotros. Contraer una infección de transmisión sexual o tener una pareja con ITS es muy común. También es común que tener una infección de transmisión sexual sea resultado de un contacto cercano con otras personas y no es algo para avergonzarse o ser juzgado por ello. Es normal no querer arruinar un momento potencialmente sexy y convertirlo en un momento potencialmente vergonzoso, pero tener una ITS no es el final de tu vida sexual, y nada de qué avergonzarse. Tu resultado de ITS no te convierte en persona “limpia” o “sucia”. Lo más importante es tener toda la información, de manera que puedas vivir tu vida de la mejor manera y con el mejor estado de salud sin importar tu estatus.

 

Nunca es tarde para tener estas conversaciones y tomar control de tu salud. Si no estás seguro dónde ir para realizar una prueba de detección o recibir tratamiento, Planned Parenthood te puede ayudar. Cada año, 1.5 millones de personas participan en nuestros programas de educación sexual. Planned Parenthood cree que todos merecemos tener una vida sexual sana, libre de vergüenza y segura, sin importar la raza, orientación sexual, identidad de género o expresión, país de origen, fe, o estatus migratorio o de refugiado. Así que empieza la conversación, hazte la prueba, consigue tratamiento y mantente sano.

 

Para encontrar el centro de salud de Planned Parenthood más cercano, u obtener más información sobre ETS, visita plannedparenthood.org.

 

 

Por: Planned Parenthood

 
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios