image for Cuando tu ex te deja…pero no se va

Cuando tu ex te deja…pero no se va

Muchas de nosotras hemos pasado por esta experiencia. Terminas una relación, o mejor dicho te la terminan, pero sin embargo tu ex pareja continúa buscándote constantemente. Te llama, te escribe mensajes, te quiere ver, busca conocer tu estatus amoroso, entre otras cosas. A parte de traer confusión a causa de las señales mixtas que te envía, este comportamiento puede ser muy poco saludable tanto para ti como para la relación. Esto a causa de que no permite que ninguna de las dos partes pueda comenzar una nueva vida o encontrar a una nueva persona.

Las razones para este tipo de conducta pueden variar, desde el espacio de comodidad que representas para él, ya que eres un territorio conocido, hasta que aún quedan sentimientos uno por el otro. Si piensas que aún lo quieres, y que existe una posibilidad real de que la relación tenga un futuro, entonces considera comunicarte con tu pareja y lleguen a un acuerdo que beneficie a ambos. Sin embargo, si por el contrario, sientes que la relación que llevan actualmente te hace daño, hiere tus sentimientos o piensas que tu ex sólo te está utilizando, entonces es tiempo de empezar a actuar.

El hecho de que tu ex pareja te busque y te llame pero sin proponerte formalizar o ordenar su relación, muchas veces es una táctica para mantener a la persona en espera, pero sin que esta se envuelva con otra relación. Esto se conoce comúnmente como una relación en “hold” o en “layaway”.  Si estás pasando por una situación parecida, y estás determinada a librarte de este sujeto de una vez y por todas, considera estas opciones:

-          Conversa con él y déjale saber muy claramente que no transarás por menos de lo que te mereces y que si no está dispuesto a darte lo que  necesitas entonces debe marcharse. Se directa y no divagues en tu mensaje.

-          Corta todo tipo de comunicación. Si es necesario cambia tu número de teléfono o email, bloquea su cuenta de Facebook y Myspace.  Además, deja de seguirlo en Twitter o a través de cualquier otra plataforma social en la que puedas encontrarlo.

-          Obvia los lugares frecuentados por ambos. Si siempre salían juntos a los mismos restaurantes o actividades, intenta hacer cambios en tu rutina y encuentra nuevas opciones.

-          Evita amistades en común. Dale un tiempo a las amistades que habían creado juntos. Esto no significa que tienes que romper la amistad, sólo te estás dando un espacio, y con mucha seguridad ellos lo entenderán. Si todos tus amigos son también cercanos a tu ex,  evita hablar temas que sean relacionados con él cuando estén juntos.

-          Habla con tu familia y aclárales que no deseas que te hablen de él o lo mencionen. Muchas veces las familias se encariñan con nuestra pareja, pero al no conocer las intimidades de la relación, piensan que hacen un bien preguntándote por ella.

-          Exponte a nuevas cosas y personas en donde puedas invertir tu tiempo y energía. De esta manera estarás distraída y tu mente no pensará sólo en él.

Con mucha certeza muy pronto comenzarás a ver que el abrirte a nuevas experiencias traerá cambios positivos a tu vida. Recuérdate constantemente que no eres plato de segunda mesa, y que mereces ser la protagonista de tu historia y no una opción más para otros. Quiérete a ti misma y toma en cuenta que aún quedan muchos peces en el mar que te pueden ofrecer justo lo que estas buscando, una relación real y sincera.

Foto por Getty Images

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios