image for Juegos sexuales

Juegos sexuales

El universo sexual es tan infinito como la mente humana, los límites y reglas las establecen tú y tu pareja de acuerdo con lo que les guste y les resulte estimulante. Lo que sí es una realidad para todas las parejas es que el paso del tiempo puede hacer de su vida sexual algo monótono y hasta bastante aburrido. ¿Recuerdas lo divertido que era jugar cuando eras niña? Ese mismo concepto de diversión puede aplicar perfectamente a tu vida amorosa. Los juegos sexuales son una forma entretenida y excitante de traer novedad a tu vida sexual. Todo por romper la monotonía.

¡Tiempo!

El concepto de este juego es bastante sencillo y lo único que necesitas es un temporizador o cronómetro. Determina el tiempo que durará el juego, ajusta el temporizador y a disfrutar. Durante el periodo estipulado, tú y tu pareja se dedicarán a darse besos, acariciarse y descubrir mutuamente su cuerpo sin que haya penetración. Muchas personas olvidan la importancia del “calentamiento” previo, este juego está diseñado para recordarte lo bien que se siente.

Virgen

Este juego fue muy popular en las escuelas secundarias de Estados Unidos durante las décadas de los 50 y 60. La idea es que encuentren un lugar donde puedan estar a solas, sin ningún tipo de interrupción y alguno de los dos simule ser virgen. La labor del otro es expresarle de forma detallada lo que debe hacer el “inexperto” para ayudarlo a alcanzar un orgasmo.

Dominación

Esta variante del juego con cronómetro parece haber crecido en popularidad tras el éxito alcanzado por 50 sombras de Grey. Aunque no todas las parejas estén interesadas en una relación de dominio-sumisión, a casi todos nos gusta tener el control de vez en cuando. Antes de comenzar este juego es importante establecer las reglas de lo que es y no aceptado. Durante el tiempo establecido, uno de ustedes tendrá el absoluto control de lo que suceda en la habitación y posteriormente se intercambiarán los papeles.

La lista de deseos

Tal y como en la historia de Aladino y la lámpara maravillosa, en este juego se trata de que tú y tu pareja hagan realidad sus deseos sexuales. Por ejemplo, pueden hacer una lista de lugares donde les gustaría tener sexo, dándose un plazo de 3 meses. Escriban de 2 a 5 lugares e intercambien la lista, el resto es dejar volar la imaginación para ver cómo suplir los deseos del otro.

La verdad o se atreve

Uno de los tradicionales juegos de infancia, “la verdad o se atreve” adquiere un nuevo significado si lo llevas a tu vida sexual. Si, por ejemplo, él escoge la verdad, pregúntale cuál es la posición sexual que más disfruta y por qué. Si se atreve, pídele que haga algo sexual que quiere, y que no han hecho antes. Establecer las reglas antes del juego es muy importante para evitar malentendidos.

 
Foto: iStockphoto
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios