image for La “solterona” del grupo

La “solterona” del grupo

Hace un par de años tú y tus amigas eran las dueñas del mundo… casi. Como casi todas las adolescentes eran un inseparable grupo de ruidosas jovencitas que se contaban hasta el más mínimo de los detalles de sus vidas, se guardaban los secretos e intercambiaban ropa. Para ti y para ellas no había nada mejor que las amigas. Una a una fueron consiguiendo novio, estableciéndose en relaciones serias, casándose y hasta teniendo hijos. Tú, sin embargo, bien sea por elección o debido a las circunstancias, sigues soltera. ¿Cómo manejar el hecho de ser la única soltera del grupo?

Sin importar cuánto ames la soltería y las innumerables razones que existen para seguir sin una pareja, hay un momento en el que ver a todas tus amigas en una relación puede volverse frustrante. Esto no significa que estés desesperada por establecer una relación romántica, pero sí que extrañas compartir tiempo con personas que te conocen y se preocupan por ti, es decir, tus amigas. Vamos por pasos:

Primero: No todo es lo que parece. Muchas personas se casan a una edad temprana, solo para divorciarse en los años subsecuentes. Otras tantas no logran mantener un matrimonio estable si no hasta después de varios intentos. No falta la mujer que aunque “felizmente casada” desearía haberse dedicado un poco más a ella misma. Claro, hay parejas felices sin importar la edad en la que se comprometieron, pero el matrimonio en general requiere un nivel de trabajo y madurez que no nace de la nada.

Segundo: Tápate los oídos. La abuela es la primera en preguntarte ¿cuándo te vas a casar? Pasados tus 25, tu mamá comienza a comentar entre suspiros su deseo de tener nietos. Cierra los oídos. Sin importar lo que te diga la sociedad, estar soltera no significa que haya algo malo en ti. Disfruta de tu espacio y de ser tú, haz lo que te plazca y sé feliz con ellos, así los demás ya estén planeando la recepción de tu boda.

 
Páginas:  [ 1 ] [ 2 ]
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios