image for Mapa del placer masculino

Mapa del placer masculino

  • Cuello: Tal como nos ocurre a la gran mayoría de las mujeres sentir la lengua de nuestra pareja recorriendo nuestro cuello, con intervalos de suaves mordiscos y movimientos que se acercan y alejan de la zona de las orejas puede volverlo loco. Tip: según la medicina china, la glándula de la tiroides está íntimamente relacionada a los órganos sexuales. Acuéstalo de manera tal que tengas acceso completo a la zona delantera de su cuello. Comienza por besarlo y lentamente recorre con tu lengua la parte frontal de su cuello, la tiroides se encuentra debajo de la manzana o nuez de Adán, hazle masajes en esta zona en forma circular.
    • Pezones: Los pezones masculinos pueden incluso llegar a ser más sensibles que los de una mujer si sabes jugar con ellos. Aunque algunos hombres argumenten que sienten cosquillas cuando les tocan esta zona, la verdad es que los pezones están llenos de nervios que pueden ofrecerles un gran placer. Tip: deja de lado la pena y toma el control, ubica a tu pareja en su espalda y dedícate a disfrutar de sus pezones como si se tratara de tu helado favorito.

Excítate

  • Entrepierna: Esta parte del cuerpo es muy sensible, ya que tiene un gran afluente sanguíneo, sin embargo puede producir cosquilleo. Recorre esta zona con tu lengua pero detente antes de llegar a la zona genital, mantenerlo en vilo por unos minutos aumentará su deseo sexual. Tip: pon atención a las reacciones (verbalizadas o no) de tu pareja, si ves que algo que haces le produce risa en vez de placer, cambia de estrategia.
  • Perineo: Situada detrás de los testículos, esta área tiene un poder increíble cuando de producir orgasmos se trata. Sólo necesitas darle un suave masaje en esta zona para activar su tono erótico. Tip: si estás haciéndole sexo oral, no te olvides de esta región, pero trátala con mucha suavidad.
  • Pene: El punto máximo de tu pareja lo representa el pene. Si decides darle un masaje o masturbarlo, siempre es recomendable que utilices un buen lubricante, recuerda que la saliva suele secarse a los pocos minutos y lo menos que quieres es hacerle daño en sus genitales. También puedes optar por usar tus labios y lengua para chupar y lamer esta zona, ten mucho cuidado con lo que haces con tus dientes, ni querrás herirlo. Tip: la punta del pene posee todos los nervios sexuales masculinos, así que querrás ponerle atención extra.

Foto: Hemera

 

 

 
Páginas:  [ 1 ] [ 2 ]
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios