imagen anuncio
 
 
image for Más allá del punto G

Más allá del punto G

El punto Gräfenberg, conocido comúnmente como el punto G, es una parte pequeña de la zona genital femenina ubicada detrás del pubis y alrededor de la uretra. Por años esta zona ha sido perseguida por hombres y mujeres en busca del tan anhelado orgasmo. Sin embargo, el abecedario sexual femenino se ha ampliado y definitivamente existen otras zonas a las que vale la pena prestarles atención.

El punto A

Esta zona ha sido explorada mayoritariamente en Asia donde, según un estudio, el 95% de las mujeres alcanzaron un alto nivel de excitación y logran alcanzar orgasmos intensos.

Este punto se halla en la pared vaginal, a medio camino entre el cuello de la vagina y el punto G. Para estimularlo puede acariciarse la pared vaginal anterior (la parte de adelante) hasta que la mujer alcance la lubricación, detenerse y retomar el movimiento a unos pocos minutos. La posición de “perrito” o en “cuatro” es la más recomendada para lograr alcanzar esta zona.

El punto U

Complementado con la estimulación clitoral y la penetración, este es otro de los grandes puntos de excitación sexual.

Su nombre proviene de su ubicación, la uretra, entre el clítoris y el comienzo de la vagina. Para hallarlo debes separar los labios vaginales mayores entre el clítoris y la entrada de la vagina. Presionar firmemente esta zona en movimientos intermitentes logra un efecto muy erótico en la mujer. El frotar la zona pélvica del hombre contra esta zona es la mejor forma de alcanzar su estimulación.

El punto K

La estimulación de estos puntos puede generar orgasmos intensos. Este punto no es tan sencillo de alcanzar, sobre todo si el pene de tu compañero no es necesariamente largo, ya que se encuentra en la zona final de la vagina, casi llegando al cuello del útero. Una buena alternativa para llegar a este punto de placer es hacer uso de un vibrador.

 

 

 

 
Forto: iStockphoto
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios