image for Mi hija y sus primeras citas

Mi hija y sus primeras citas

Por más que la gran mayoría de las mamás no quieran que sus hijos crezcan y los sigan viendo como niños pequeños aun cuando hace tiempo que dejaron de serlo, tus hijos, al igual que todos los demás seres humanos, crecen y deben afrontar diferentes etapas y realidades durante este proceso. Cuando tu “pequeña princesa” comience a mostrar interés por el sexo opuesto puede que te quedes muda o inclusive tengas un ataque de pánico. Si tienes una preadolescente en casa, toma en cuenta estos puntos cuando de sus primeras citas con un chico se trate.

Comenzar a salir con alguien puede ser supremamente emocionante e igualmente confuso, sobre todo cuando se trata de algo nuevo. Las jóvenes tienen que enfrentar una serie de cambios físicos y hormonales, mientras tratan de establecer su personalidad y luchan por ser aceptadas dentro de un grupo de amigos. Si a esto le agregas el aspecto misterioso y por demás dramático de las primeras citas, lo menos que puedes concluir es que más que cualquier otra cosa, tu hija necesitará de tu apoyo y guía.

¿Cuál es la edad indicada para que mi hija comience a tener citas?

No existe regla general. Cada jovencita estará lista para comenzar a salir con un chico a una edad diferente. Los valores y reglas de cada familia son diferentes. Tu hija comenzará a salir en citas cuando tenga el nivel suficiente de madurez y responsabilidad y porque en realidad le interesa la persona, no como resultado de la presión de otros. De nuevo, lo más importante es mantener una comunicación abierta con ella.

¿Cómo puedo aconsejarla?

No se trata de que la acolites todo lo que ella quiera hacer, recuerda que como mamá tu labor es guiarla y compartir con ella el conocimiento y experiencia que tienes. Sin embargo, debes tener en cuenta que lo que no aprenda de ti, lo recibirá en otro lado. Háblale sobre las relaciones sanas, el amor mutuo, el respeto, la importancia de la comunicación, las relaciones sexuales, el sexo seguro. Enséñale que es un ser maravilloso y que nadie tiene derecho a tratarla mal u obligarla a hacer algo que ella no quiera.

¿Castigarla o hablarle?

Acuérdate de cuando tú eras adolescente. Si le prohíbes a tu hija salir con el chico que le gusta, solo estarás haciéndolo más tentador. Permite que ella tenga sus propias experiencias, mientras tú tengas la posibilidad de supervisar las cosas. Por ejemplo, puedes poner como condición que las citas se hagan en tu casa, que quieres conocer a los papás del chico, que no puede salir con alguien fuera de su rango de edad. Si hablas con tu hija, seguramente ella vendrá a ti cuando tenga dudas.

Foto: Brand X Pictures

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios