image for Mi pareja me ha pedido ser <em>swinger</em>. ¿Qué hago?

Mi pareja me ha pedido ser swinger. ¿Qué hago?

Swinger o swinging: Término también conocido como intercambio de pareja. Esta práctica seguida por hombres y mujeres heterosexuales, bisexuales u homosexuales invita a una tercera o hasta cuarta persona a tener sexo con uno o los dos miembros de una pareja ya consolidada de forma individual. Si tu pareja te lo propone, ¿por qué te pide algo así?

“Tienen miedo a una relación afectiva profunda”, esa es la razón que lleva a tu pareja a pedirte que salgan de la rutina con un swinger, aseguró el psicólogo y sexólogo Esteban Cañamares a EFE Salud.  Según su experiencia, las parejas que llevan a cabo esta práctica suelen ser matrimonios o novios que simulan ser más “compañeros de piso”.

via GIPHY

Quien te propone meterte en la cama con una tercera persona es aquel que necesita tener un pie dentro y otro fuera de la relación, no son capaces de mantener un compromiso afectivo y se suele dar en personas que en la niñez fueron maltratadas por sus padres, amplió el especialista.

Si tu chico(a) es uno de ellos es porque quizás no cree al 100% en ti, teme que lo traiciones, que lo agredas… Ok, está bien, invierte la mayor parte del tiempo en ti, pero necesita tener a alguien de reserva “por aquello”.

¿Estarías dispuesto(a) a cumplir con su fantasía sexual?

Todo depende de un acuerdo mutuo. A nadie se le puede obligar a hacer algo que no se le apetece, mucho menos en la cama. Algo forzado funciona como un matapasiones inmediato.

“Los hombres son casi siempre los que arrastran a las mujeres a este tipo de relaciones, pero ellas acaban siendo tan adictas como ellos”, comentó Cañamares. En tanto añadió: “Los daños psicológicos son enormes cuando alguno de los dos no está de acuerdo con el juego y sufre de manera forzada porque no se atreve a decir ‘no más’. O incluso antes de hacer un swinger, no pone un alto. Solamente funciona si a ambos los excita”.

via GIPHY

Si digo “sí”, ¿qué reglas debo poner? 

La reconocida sexóloga Alesandra Rampolla propone algunas reglas obviamente obligatorias si decides decir “sí” a hacer un swinger.

1. COMUNICACIÓN

Si bien ambos están dispuestos a renovar y ponerle emoción a la relación de pareja, el comenzar con mucho entusiasmo no les asegura que estén hechos para soportarlo. Quizás cuando alguno esté comenzando a pasarla genial al otro los celos lo invadan y comience a sufrir. Es ahí cuando los celos, el rencor y en sí la relación de pareja comienza a peligrar. Si no expresan sus sentimientos, todo acabará pronto.

via GIPHY

2. ACUERDOS

Olvídate de que existen recetas. Solo la mente abierta hará que puedan llegar a acuerdos. Una relación swinger también aplica para mantener relaciones sexuales con una tercera persona a solas; es decir, sin que esté tu pareja presente. Si lo deciden así, deben existir reglas como: no tener sexo más de una vez con una misma persona, no involucrar sentimientos, volver a casa luego del encuentro y evitar los celos. ¿Podrías aceptarlo?

via GIPHY

3. SEXO SEGURO

¡Es básico! El tener más de un amante expone a ambos a contraer enfermedades de transmisión sexual si no usan protección. Mucho menos querrán arriesgarse a un embarazo no deseado. Por un rato de placer no vale amargarse toda la vida.

¿Estarías dispuesta a cumplir con la fantasía de tu pareja de ser swinger? ¡Nosotras, NO! 

via GIPHY

 

Lee más
thumbnail of feature post
¿Qué es el sexo vainilla y cómo se practica?
 
 
iStock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios