image for “Los perfumes buenos vienen en frascos pequeños”

“Los perfumes buenos vienen en frascos pequeños”

Recientemente me he encontrado en medio de conversaciones con más de una amiga en la que me explican que una de las razones por las que no se sienten atraídas por completo hacia un chico en particular es porque este es más bajito que ellas. A raíz de estos comentarios me dediqué a explorar el origen de esta tendencia.  

El concepto del hombre que es más alto que la mujer proviene en gran parte del mito medieval del varón grande e imponente que protege a la indefensa damisela en peligro. La mujer ha preservado esta noción ya que dentro de sus necesidades como fémina se encuentra el sentirse protegida por su pareja. La altura o fortaleza de este es una de los factores que la mujer toma en cuenta para medir el nivel de protección que es capaz de proveer.

Sin embargo, debemos plantearnos que estamos ya en otros tiempos y que como sabemos, ni un dragón está intentando atacarnos, ni existe el fuerte y alto príncipe azul en su caballo blanco que vendrá a rescatarnos. Hoy día los hombres cuentan con nuevas y más trascendentales maneras de proveer esa protección que como mujeres tanto buscamos. Algunas de ellas son la protección emocional, financiera y familiar, entre muchas otras. Estas no sólo son mucho más importantes y valiosas, sino que representan las bases de una relación exitosa.

En lugar de juzgar a ese nuevo chico que se te presenta únicamente por sus medidas, por qué no mejor te abres a encontrarle aquellos atributos atractivos que sí te puede ofrecer. Disfruta de esas nuevas personas que llegan para contribuir positivamente a tu vida y olvida los viejos prejuicios que podrían estar negándote la oportunidad de conocer a un caballero real que tenga en sensibilidad, inteligencia y corazón, lo que quizás no posee en altura física.

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios