image for ¿Qué personalidad es compatible contigo para una relación?

¿Qué personalidad es compatible contigo para una relación?

Si bien se dice que el amor es ciego, existen algunos aspectos de compatibilidad que no debes ignorar cuando estás en una relación.

Es común escuchar que polos opuestos que se atraen; y aunque esto puede ser emocionante al principio, en una relación a largo plazo puede ser causa de problemas constantes.

Según explica la psicóloga clínica, Daniela Urrea Blanco, el éxito de tu relación partirá del tipo de vínculo que busques: algo casual o algo más serio.

“Aunque técnicamente no hay tipos de personalidades, lo que debemos considerar al establecer una relación son las habilidades interpersonales de cada persona”, menciona la psicóloga.

A decir de la experta lo primero es que las dos personas se puedan comunicar; después, ver qué combinaciones tendrán los menores problemas. Por ejemplo, “un extrovertido y un introvertido van a tener muchos problemas porque el introvertido recoge energía estando solo, y el extrovertido estando con personas. Ahí es cuando puede haber problemas”, indica.

Según recomienda, es mejor que si tu personalidad cae en alguno de estos extremos, elijas una pareja con personalidad “ambidiestra” en este aspecto.

Luego están quienes se comen sus emociones, “quienes dicen que sí a todo por evitar problemas y al final explotan; por eso, es bueno estar con una persona que sea capaz de buscar conversación y expresar sus emociones”, señala.

También nos encontramos con personas cuya frase favorita es ‘no, nada’. Si eres de las personas que no suele decir lo que sucede en el momento, la psicóloga considera mejor estar con alguien que le guste adivinar. “Estamos acostumbradas a que nos adivinen qué es lo que nos está pasando, entonces va a ser mucho mejor una pareja que le guste adivinar”, añade.

Finalmente, la psicóloga recomienda que al entrar en una relación seria, consideres que las cosas que te molestan del otro sean lo suficientemente pequeñas para lidiar con ellas. “Por ejemplo, si a lo largo de tu vida has sido una persona muy organizada, no te metas en una relación con alguien muy desorganizado porque es algo muy difícil de cambiar”.

“Hay varias etapas de la relación y hay que tener los objetivos claros. Si tú quieres una pareja estable, es importante que desde el principio lo veas. Si tu objetivo es tener una relación corta, tal vez puedes hacerte de la vista gorda en un principio, pero en el momento en el que tus sentimientos se empiezan a transformar es importante que pongas atención porque muchas de esas cosas pueden convertirse en problemas”, concluye la experta.

 
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios