image for Presunciones negativas sobre el sexo

Presunciones negativas sobre el sexo

La mente humana es un universo complejo que almacena recuerdos, deseos, sueños, fantasías, enseñanzas, traumas y una inmensa lista de información que nos es presentada generalmente de manera muy subjetiva. Aun si pensamos que Sigmund Freud, el padre del psicoanálisis, tenía razón cuando afirmaba que todos los seres humanos nacemos con una necesidad sexual natural e innata, nuestra mente no deja de llenarse de ideas erróneas sobre el sexo. Estas son algunas de las más comunes:

El sexo es peligroso

Sin lugar a duda exponernos a tener relaciones sexuales sin protección, con múltiples parejas o con desconocidos no sólo aumenta las posibilidades de contraer VIH o alguna de las enfermedades de transmisión sexual, sino que puede ser dañino para nuestra psiquis. Sin embargo, el sexo manejado de una manera responsable y consciente no sólo es saludable, sino bello y enriquecedor.

El sexo premarital es el mayor de los pecados

La búsqueda religiosa es bella, nos permite conectarnos con fuerzas superiores a nosotros mismos y explorar la paz de nuestro ser. Sin embargo, el sexo también permite la exploración emocional e interna, especialmente si se da entre dos seres que se aman y como una muestra de dicho sentimiento.

Excitarse es malo

Tanto la excitación, como la búsqueda del placer dentro de los límites saludables no sólo son naturales, sino positivas. Entre otras cosas, nuestro cuerpo responde a las sensaciones de placer liberando endorfinas que nos aportan una sensación general de bienestar.

La finalidad del sexo es el orgasmo

Con los libros sobre sexualidad y los artículos sexuales plagados con la palabra orgasmo, es natural que demos por sentado que alcanzarlo es la única finalidad que tiene el sexo. Sin embargo, hacer el amor acarrea un intercambio profundo de energías, la búsqueda de la satisfacción personal y de la pareja, el fortalecimiento de la relación e incluso la exploración espiritual, como en el caso del sexo tántrico.

 
Foto: iStock
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios