image for Sé lo que no quiero, pero no lo que quiero

Sé lo que no quiero, pero no lo que quiero

Cuántas veces no nos hemos encontrado quejándonos sobre lo que no nos gusta de nuestro cuerpo, nuestro trabajo o nuestra familia. Sin embargo, cuando se nos pregunta qué es lo que sí desearíamos tener, muchas veces no sabemos cómo describirlo o expresarlo. Y es que con mucha facilidad podemos encerrarnos en aquello que nos desagrada de nuestra vida, sin detenernos a analizar que nos será muy difícil encontrar la felicidad si no nos planteamos qué es lo que nos satisface y nos llena.

Esta situación se aplica a todas las áreas de nuestra vida, incluyendo las relaciones. Si no conocemos nosotras mismas eso que nos hace falta para alcanzar la plenitud, entonces descartaremos posibles candidatos basándonos en aquello que no nos gusta, en lugar de enfocarnos y elegir a alguien que cuente con aquellas características que sí nos agradan.  Además, será muy difícil para una nueva persona el lograr complacerte, ya que ni tú misma sabes qué quieres.

Es tiempo de que te sientes a analizar qué te hace feliz y aprendas a descartar los pensamientos que sólo te llevan a visualizar tu existencia de una manera negativa y te traen confusión. Haz una lista de aquellas cosas que traen alegrías a tu vida y procura conocer tus anhelos tan bien como tus necesidades. De esa manera tendrás un norte hacia el cual caminar y una aspiración que alcanzar, porque como bien dice el refrán, “quien no cree firmemente en algo, termina por creer cualquier cosa”.

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios