imagen anuncio
 
 
image for ¿Sería tu novio un buen esposo?

¿Sería tu novio un buen esposo?

El reloj biológico nos acosa, parece que somos la única de nuestras amigas en seguir solteras, se aproxima otro cumpleaños y aunque todo lo demás en nuestra vida este fantástico no podemos evitar comenzar a afanarnos por encontrar a nuestro esposo ideal y tener hijos. Aunque la visión tradicionalista sobre el matrimonio haya cambiado y las mujeres estén esperando hasta desarrollarse académica y emocionalmente antes de decidirse por el gran compromiso, muchas nos preguntamos ¿Qué caracteriza a un buen esposo? ¿Qué debemos tener en cuenta cuando nos fijamos en un potencial compañero de vida?

Aunque las relaciones comiencen basados en la química y atractivo físico, la apariencia es en realidad el elemento de menor importancia cuando se trata de escoger a nuestro futuro esposo y posible padre de nuestros hijos.

 ¿Puedes vivir con sus defectos?

Aceptémoslo nadie es perfecto, es parte de ser humanos tener nuestros puntos positivos y negativos. Sin embargo hay ciertas cosas con las que simplemente no podemos vivir. Si eres una mujer extremadamente organizada casarte con un hombre con dudoso código de higiene puede volverte loca. Si la idea de un sábado entretenido para él incluye una barra abierta para todos sus amigos en la mitad de su sala, mientras tu sueñas con una velada tranquila frente a la televisión es probable que alguno de los dos, o ambos terminen frustrados.

¿Te acepta como eres?

Así como él, tu tienes tus puntos positivos y otros negativos. Si él siempre está recalcando tus errores, sugiriendo que cambies tu forma de vestir, hablar, o comportarte probablemente no sea buena idea que te cases con él. Si te pide que cambies de amistades, que te hagas una cirugía plástica o que dejes el trabajo que tanto amas, definitivamente no es el esposo ideal para ti.

¿Quieres que sea el padre de tus hijos?

Si cuando lo ves jugando con tu hermanito menor se te derrite el corazón. Si no hay mejor profesor de fútbol para los vecinos de su barrio y están de acuerdo en la manera como educarían un hijo entonces estás en el camino correcto. Por el contrario si mentalmente no lo imaginas como el padre de tus hijos, no tendría mayor sentido que se convierta en tu esposo. También es importante que ambos estén de acuerdo en si quieren o no tener hijos.

¿Es responsable?

No es necesario que tu potencial marido sea un multi millonario, pero si es importante que sea trabajador, responsable y cumplido en sus pagos. Si tu novio es un desastre con el dinero, incapaz de ahorrar y cambia de trabajo cada par de meses, es una muy mala señal para un matrimonio que después de todo requiere compromiso, trabajo fuerte y sentido de equipo.

¿Tienen metas en común?

Si tu idea de matrimonio es viajar por el mundo como conquistadores de tierras desconocidas y él quiere comprar una casa enorme en un pueblo tranquilo y tener muchos hijos su proyecto de vida conjunta terminará en fracaso o por lo menos un gran nivel de frustración.

Por supuesto elementos como la buena comunicación, las raíces culturales, la religión y el atractivo sexual no dejan de ser muy importantes. Recuerda un buen novio no es necesariamente un buen esposo.

Foto: Stockbyte

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 

Comentarios