imagen anuncio
 
 
image for Sexo: 7 errores que cometen ellos, segunda parte

Sexo: 7 errores que cometen ellos, segunda parte

En la entrega pasada hablamos de los primeros tres errores más comunes que cometen los hombres cuando de sexo se trata. Estos son los cuatro restantes.

Error número 4: “El mapa del sexo”

Erección, jugueteo, penetración y orgasmo es una manera conservadora y aburrida de ver el sexo. La sexualidad va más allá de los genitales, el cuerpo entero es un mapa de placer y debe ser mirado y explorado como tal.

Muchas mujeres, por ejemplo, pueden alcanzar un orgasmo si reciben la estimulación apropiada en sus pezones, otras aman los besos largos y los abrazos. Enfocarse sólo en el orgasmo convierte el sexo en algo tensionante y le quita importancia a lo delicioso que es todo lo demás.

Error número 5: “Conmigo tiene suficiente”

Muchas mujeres tienen interés en incluir juguetes sexuales en su vida sexual, y esto representa una amenaza para muchos hombres. Los juguetes sexuales pueden fácilmente herir el ego de un hombre, aunque no deberían.

Los vibradores por ejemplo, proveen consistencia rítmica y estimulación específica que muchas mujeres necesitan. En vez de negarse a la idea de involucrar un juguete en su vida sexual, recíbanla como parte de lo que ella necesita para alcanzar el placer. Un consolador jamás reemplazará a un hombre.

Error número 6: “El timbre entre tus piernas”

Muchos hombres tienen una idea general de lo que es el clítoris y dónde encontrarlo, pero aun así no saben qué hacer con él. Contrario al pensamiento generalizado, el clítoris no es el timbre de entrada inmediata a la casa del placer sexual de la mujer.

El clítoris contiene miles de terminaciones nerviosas que, si son estimuladas adecuadamente, pueden llevar a la mujer a conseguir un orgasmo increíble. La única manera de saber cómo le gusta a ella que la estimulen es ensayando y preguntándole.

Error número 7: Comparaciones

Muchos hombres tienen ideas irreales de lo que debería ser su vida sexual, muchas veces comparada con lo que creen que otras personas hacen. Este pensamiento los hará infelices y frustrará su vida sexual.

No existe una cantidad de posturas ideales que alcanzar cada vez que se hace el amor, ni un número mínimo aceptable de cantidad de veces que se debe tener sexo a la semana. La vida sexual de cada individuo es tan personal como su huella digital.

 
Foto: Wavebreak Media
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios