image for Sexo a larga distancia

Sexo a larga distancia

Afina la voz… y los dedos: Lo llamas para decirle que lo amas, para contarle que acabas de tener una pelea con tu mamá y hasta para pedirle consejo sobre qué ponerte para la reunión de la oficina. El teléfono se vuelve un medio muy útil para oír su voz cuando lo extrañes de noche y compartir con él aspectos románticos y diarios de la relación.  Sin embargo, no te limites: usa el teléfono para tener sexo con tu pareja. Puedes comenzar enviándole mensajes de texto durante el día para ver cómo responde. El sexting tiene el beneficio de que puede hacerse en casi cualquier situación sin que nadie se entere de lo que está pasando, excepto por ustedes dos. Si se sienten cómodos pueden ponerse una cita o aprovechar la llamada de la noche para describirse mutuamente los sueños eróticos que han tenido, lo que llevan puesto, lo que se van quitando y lo que quieren hacerse mutuamente la próxima vez que se vean.

¿Sexo o amor?

Más sabe el diablo por viejo: Sólo porque la tecnología se haya apropiado de la gran mayoría de nuestros canales de comunicación, no quiere decir que no puedas optar por algo más tradicional. Siéntate frente a tu computador o en su defecto frente a tu cuaderno y escríbele una mininovela erótica donde tú y él sean los protagonistas. Puedes incluso grabar tu voz o si eres más atrevida, un corto video erótico. Puedes incluir unas fotos donde estés ligera de ropa o desnuda y mandarlas por correo tradicional. Asegúrate de que sea a través de un servicio confiable y a su nombre, no querrás que tu obra erótica termine en las manos equivocadas.

Mantener una relación a larga distancia no es sencillo y es poco recomendable que se extienda por largos periodos. Sin embargo, mientras vuelves a ver a tu amado asegúrate de mantener latente la llama del sexo. Cuando finalmente se vean no podrán quitarse las manos de encima.

Foto: Jupiterimages

 
Páginas:  [ 1 ] [ 2 ]
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios