imagen anuncio
 
 
image for Sexo después del parto

Sexo después del parto

Hacer el amor después de tener un bebé puede ser lo último que te interese, pero en la medida en que tu cuerpo entre en la rutina y comience a sentir deseo puede que te surjan muchas preguntas sobre cómo volver a tener sexo después de haber tenido un bebé.

Te volverá a gustar el sexo, el tiempo que te demores en volver a sentir el deseo es tan personal como tú y debes evitar forzar tu cuerpo y tu mente a hacer el amor sólo por responder a los requerimientos de tu compañero o por miedo a que este comience a “buscar por fuera lo que no recibe en casa”. Explícale a tu pareja que aún no estás lista para tener sexo, háblale de lo que sientes física y emocionalmente y pídele apoyo y paciencia, mientras te adaptas a todo el proceso que implicó traer a su pequeño al mundo.

No se trata de que las mujeres usen el tener un hijo como excusa para alejarse sexualmente de su pareja, es que su cuerpo requiere reajustes: el cuello del útero necesita tiempo para cerrarse, el flujo vaginal puede tomar tiempo para detenerse, el tejido desgarrado, las incisiones médicas y las diferentes laceraciones necesitan tiempo para sanar.

Emocionalmente tener un bebé cambia tu mundo por completo, la llegada del bebé y asegurar su bienestar se convierten en prioridades por encima de otras cosas, incluyendo el sexo. La falta de energía mental y física puede durarte desde unas cuantas semanas hasta varios meses.

La pérdida paulatina de las hormonas del embarazo seguramente harán de tu estado de ánimo toda una montaña rusa: tristeza, ansiedad, irritabilidad y una baja en la libido pueden estar a pedir de boca. Date tu tiempo para adaptarte al cambio, que en la mayoría de los casos tarda un par de semanas.

Cómo retomar el sexo después del parto:

Evita concentrarte sólo en la penetración, piensa que las caricias, la comunicación y el ser afectuosos también forma parte de la sexualidad.

Es normal que sientas cierto nivel de incomodidad al tener sexo después del parto, por lo que es recomendable que uses un lubricante, por lo menos inicialmente.

Los músculos de tu zona pélvica necesitarán reafirmarse, practica ejercicios de Kegel para fortalecerlos.

Planea hacer el amor cuando hayas tenido tiempo de descansar y no vayan a ser interrumpidos (por ejemplo, durante la hora de la siesta del bebé).

Cuida de ti: Come bien, descansa, haz ejercicio, realiza actividades que te hagan feliz para que retomar el sexo después del parto se dé en las mejores condiciones. 

 
Foto: iStockphoto
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios