image for Sexo: Él se apresura en la cama

Sexo: Él se apresura en la cama

Besos, caricias, jugueteo, la delicia de hacer el amor con tu pareja. Tú estás deseosa de llegar a un orgasmo y él… ya acabó. No eres la primera ni la única mujer que se enfrenta a este “problemita” que puede llegar a ser extremadamente frustrante.

Como regla general existe una diferencia evidente (por lo menos en la gran mayoría de los casos) entre el tiempo que necesita un hombre para alcanzar un orgasmo o una eyaculación (que conste que no son sinónimos) y el que necesita una mujer para alcanzar su éxtasis. El de él es más breve.

Dependiendo del juego previo, la estimulación oral y manual y el estado psíquico de la mujer, generalmente ella puede tardar entre 30 y 45 minutos en alcanzar su orgasmo; si él termina antes, ella queda a medio camino.

Aunque muchas mujeres experimentan el orgasmo clitoriano que se logra por estimulación externa (sexo oral, masturbación, etc.), lograr un orgasmo vaginal o del punto G durante el acto le permite a la mujer no sólo alcanzar orgasmos múltiples, sino lograr una compenetración mucho más profunda con su pareja.

¿Cómo enfrentar entonces la realidad de que tu pareja eyacule prematuramente?

Jueguen

Desafortunadamente no siempre hay tiempo para explorarse mutuamente por largo rato, pero cuando la haya, aprovéchenla al máximo. La idea de hacer el amor es lograr una experiencia satisfactoria para ambas personas, por lo que es mejor contar con tiempo. Acaríciense, descúbranse, bésense, mastúrbense. Si el hombre provee a la mujer con suficiente estimulación previa, ya tendrá la mitad del camino ganado.

Despacio

La penetración rápida puede llevarte a las estrellas, pero gozar de un ritmo lento es como comerse un pote de tu helado favorito a cucharaditas. El sabor delicioso te durará más. Intercambien las velocidades, aprendan a leer los signos de su cuerpo para saber cuándo es necesario disminuir la temperatura y concentrarse en una manera más amorosa y tranquila de hacer el amor.

La mujer encima

Muchas mujeres aún sienten pena, o simplemente no tienen idea de cómo manejar la situación de estar encima de su pareja durante el coito. Una de las grandes ventajas que tienen las posturas con la mujer arriba es que le permiten a la mujer controlar la profundidad y velocidad de la penetración… y por ende, su duración.

Respirar

Es verdad que nos perdemos a nosotros mismos en medio del sexo, pero es importante que el hombre maneje una buena respiración que le permita controlar su eyaculación.

 
Foto: Eyecandy Images
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios