imagen anuncio
 
 
image for Sexo en video: cómo hacer tu película en casa

Sexo en video: cómo hacer tu película en casa

La percepción general es que el gozar de la pornografía es un asunto exclusivo de los hombres. Como casi todas las generalizaciones, esta se encuentra bastante lejos de la realidad porque las mujeres, si logramos saltar nuestras propias barreras mentales y prejuicios sociales, disfrutamos de la experiencia de observar a una pareja teniendo sexo: es excitante, así de simple. Claro, esto no significa que ver películas pornográficas esté diseñado para todo el mundo, pero si dejas que el erotismo sea quien juzgue, probablemente lo disfrutarás, más aun si lo haces con tu pareja y concluye la velada entre sábanas. Ahora, si lo que te incomoda es la idea de que tú y tu pareja se exciten mirando a otras personas, podrías considerar hacer tu propio video casero de sexo.

Háblalo con él

Estamos hablando de grabar a una pareja haciendo el amor en video, así que lo mejor es que antes de sacar la cámara, consultes con él si ambos están de acuerdo. Puedes comenzar por preguntarle si alguna vez ha considerado hacer algún tipo de videos, su opinión sobre los mismo, etc., así no te estarás lanzando de planchazo en aguas desconocidas. Es muy probable que, a menos que tu pareja sea extremadamente penosa o sea una figura política o social reconocida, no tenga ninguna objeción en participar de tu idea, aun así lo mejor que puedes hacer es preguntar.

Sé realista

No pretendas que el producto final de su aventura sea una película porno profesional. En este tipo de cintas se cuenta con un presupuesto, actores pagados, iluminación, vestuario, maquillaje y un camarógrafo profesional, entre otros. No intentes que les salga un video perfecto, ni traten de compararlo con alguna otra cosa que hayan visto. Recuerda que se trata de que disfruten su experiencia sexual, sabiendo que podrán revivirla cuantas veces quieran.

Alimentos afrodisíacos.

Determina el “setting”

Puedes optar por simplemente poner la cámara en algún lugar de la habitación, apuntando hacia la cama, apretar el botón de “rec” y grabar. Sin embargo, si quieres hacerlo más entretenido puedes optar por hacer el amor fuera de tu cuarto, escoger una ropa sexy, cambiar la iluminación, hacerle un strip tease, o simplemente hacer como que están representando una obra de teatro donde son un par de locos enamorados.

La cámara

No tienes que preocuparte por tener una cámara profesional, de nuevo, no se trata de hacer una película tipo estudio, sino de generar un recuerdo erótico para ti y tu pareja. Pueden optar por poner la cámara sobre un trípode o alguna superficie estable, asegurarse de que se ve la cama completa o la habitación donde van a estar, apretar el botón rojo y dejar que fluya la acción. También pueden intercambiar el papel de “camarógrafo”; por ejemplo, él te puede filmar mientras tú te desvistes y luego intercambian los papeles. Para que tengas una buena calidad de imagen, asegúrate de que la habitación está lo más iluminada posible.

Exprésate

Es normal que te dé algo de vergüenza, pero piensa que finalmente son tú y tu pareja, trata de olvidar que la cámara está ahí y expresa toda tu pasión. Si te quedas callada o extremadamente quieta, parecerás aburrida o dormida cuando veas el video y no tendrá nada de atractivo. Deja salir tu erotismo natural y diviértete.

Finalmente, si tú y tu pareja se sienten cómodos, puedes pedirle a alguien más que los filme. Mantén la copia del video segura para que no termine en las manos equivocadas, y sácala cada vez que necesites inspiración, bien sea con él o a solas.

Foto: Comstock

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios