0

Sexo: lenguaje picante El sexo ha sido tantas veces minimizado a la penetración que muchas veces olvidamos la otra cantidad de aspectos que forman parte del mismo. Las caricias y los besos del calentamiento, la logo icon for google plus

              
logo icon fbshare
 
image for Sexo: lenguaje picante

Sexo: lenguaje picante

El sexo ha sido tantas veces minimizado a la penetración que muchas veces olvidamos la otra cantidad de aspectos que forman parte del mismo. Las caricias y los besos del calentamiento, la masturbación, el juego de miradas y el sexo oral forman parte del listado de elementos que hacen del sexo una experiencia realmente placentera. y, ¿qué decimos de las palabras? Además de los sobrenombres tiernos y románticos que puedan intercambiar tú y tu pareja, el lenguaje erótico es una de las maneras más efectivas de seducir y subir la temperatura.

No existe manual que te enseñe cómo hacer uso del erotismo en tus expresiones verbales y estas pueden ir desde los gemidos hasta frases e incluso diálogos más elaborados. Todo dependerá del nivel de comodidad, confianza y seguridad que exista contigo misma y con tu pareja.

Eyaculación precoz

Es importante que te pongas en la actitud adecuada, y para esto lo mejor es que te relajes y dejes que tu cuerpo, mente y boca actúen naturalmente. No pienses en hacer una intervención de una novela erótica, sino simplemente en ser tú y dejarle saber a él lo mucho que te gusta que hagan el amor. Si te da nervios saltar al ruedo con tu pareja, puedes experimentar estando sola. Respira, jadea, deja salir sonidos, deja que tu cuerpo se exprese a través de tu boca. Olvídate de sonar “desagradable” o “chistosa”, a él le gustará que le hagas saber que estás disfrutando.

Habla, te repetimos, no tienen por qué ser frases súper elaboradas o peor aun, falsas. Deja que tu lado erótico hable por ti. Recuerda, no estamos hablando de que lo llames “gordito”, “peluche” o cualquier otro sobrenombre que usas regularmente. La idea es que lo saques de la rutina habitual y le muestres un lado un poco más “salvaje”. El lenguaje picante puede comenzar con decir su nombre en la mitad de un gemido, pedirle que te dé más placer o indicarle qué quieres que suceda a continuación. Para parejas más avanzadas existen los juegos de rol donde tu diálogo será reemplazado por aquel del personaje al que estés interpretando.

Si él te lo pide, y tú te sientes cómoda, puedes ordenarle que haga ciertas cosas, mandarlo a callar o en general tomar una actitud dominante. Sé aventurera, relátale la última fantasía sexual que tuviste con él o susúrrale al oído lo que más te gusta mientras lo abrazas.

No pongas presión en ti misma, pero sí ve involucrando el lenguaje picante poco a poco en tu relación y verás la diferencia que marca a la hora de hacer el amor.

 
Foto: iStockphoto
 
0

Sexo: lenguaje picante El sexo ha sido tantas veces minimizado a la penetración que muchas veces olvidamos la otra cantidad de aspectos que forman parte del mismo. Las caricias y los besos del calentamiento, la logo icon for google plus

              
logo icon fbshare
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios