0

Sexo sanador El sexo es percibido por la mayoría de las personas como un generador de placer, la base primordial de la relación de pareja y el camino a la reproducción. Sin embargo, para la antigua logo icon for google plus

              
logo icon fbshare
 
image for Sexo sanador

Sexo sanador

El sexo es percibido por la mayoría de las personas como un generador de placer, la base primordial de la relación de pareja y el camino a la reproducción. Sin embargo, para la antigua civilización china (que se remonta a 5 mil años) el sexo no era exclusivamente una vía de obtener placer sino una fuente maravillosa de salud física, mental y emocional.

La clave del sexo como herramienta de sanación radica en el balance entre el yin (energía femenina) y el yang (energía masculina), entendiendo que ambas coexisten en los dos géneros y forman parte del balance universal. Para el día hay noche, para el calor está el frío y para el agua hay fuego, son algunos de los ejemplos de esta paridad energética.

Para la medicina tradicional china, el desequilibrio de las energías yin y yang es el causante de las enfermedades que se manifiestan en estrés, dolores, molestias, insomnio y un sinnúmero de otros síntomas. El sexo sanador llega entonces como una vía de curación natural en la que las energías femenina y masculina retoman su balance cuando las personas practican sexo en posturas específicas, realizando determinado número de penetraciones y manejando una respiración específica, en una especie de reflexología sexual.

Para los chinos, contrario a la postura occidental, el sexo supera el universo del placer para servir como mecanismo de sanación. Esto implica un proceso de conocer el cuerpo y estímulos propios y de la pareja, controlar los orgasmos y aprovechar la energía sexual para prestar mejoría al cuerpo.

En la actualidad estudios científicos y médicos han confirmado lo que los maestros taoístas han sabido por siglos: el sexo no es solo placentero, es bueno para la salud. La mejoría en la salud cardiovascular y el sistema inmunológico, la sensación generalizada de bienestar y felicidad, la disminución en los dolores y la regulación de los ciclos menstruales forman parte de la larga lista de beneficios que presenta el sexo.

Visto desde esta perspectiva, el sexo sanador ayuda también a eliminar la “guerra” entre géneros, en la medida en la que el sexo se percibe como un intercambio de energías que, manejado de manera adecuada, puede resultar inmensamente positivo para la salud de ambos. 

 
Foto: iStockphoto
 
0

Sexo sanador El sexo es percibido por la mayoría de las personas como un generador de placer, la base primordial de la relación de pareja y el camino a la reproducción. Sin embargo, para la antigua logo icon for google plus

              
logo icon fbshare
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios