imagen anuncio
 
 
image for Somos más que dos: relaciones abiertas

Somos más que dos: relaciones abiertas

El concepto de la monogamia es uno de los más polémicos y delicados. Hay quienes permanecen firmes en la postura de que la fidelidad es una de las bases principales e irrompibles de una buena relación, mientras otros defienden la teoría de que la monogamia va en contra de los impulsos naturales del ser humano. ¿Qué pasa entonces con las relaciones abiertas?

Si bien es cierto que el matrimonio, por lo menos asumido de la manera tradicional, plantea un compromiso de por vida donde los terceros no son bienvenidos, también es cierto que mantener un romance por esa cantidad de tiempo puede convertirse en hazaña de titanes. En vez de poner cuernos y enredar más la historia, hay parejas que asumen estar en una relación abierta.

Imaginemos el escenario donde una mujer conoce a un hombre en un bar, conectan y deciden irse juntos a la cama. Ella le cuenta que tiene novio y que no hay problema porque ellos tienen una relación abierta.

Este tipo de relaciones pueden ser un noviazgo, matrimonio o unión libre donde ambas partes acceden a tener relaciones sexuales fuera de la pareja sin que sea visto como una infidelidad. Para quienes asumen su relación de esta manera, es un estado intermedio entre el concepto tradicional de monogamia y el amor libre, con reglas establecidas por cada pareja. Los asiduos de este tipo de relación defienden el concepto alegando que es mucho más honesto que ser infiel a escondidas. Sin embargo, este concepto no funciona para todo el mundo.

Dentro de los aspectos positivos, las relaciones abiertas contemplan:

  • Mayor nivel de libertad y celos controlados.
  • Honestidad y comunicación basadas en lo que ambas personas quieren realmente.
  • Posibilidad de expresar franca y abiertamente sus fantasías sexuales.

Como desventajas, las relaciones abiertas presentan:

  • Puede llegar a ser complejo establecer lo que es permitido y lo que no.
  • Este tipo de parejas pueden sucumbir ante las presiones sociales.
  • Ambas personas deben tener un nivel de autoestima alto, de lo contrario los celos e inseguridad pueden hacer de esta una relación sumamente conflictiva.

Las relaciones abiertas no funcionan para todas las parejas y con sus aspectos negativos y positivos representan un tema delicado y una decisión con la cual ambos deben estar completamente cómodos.

Foto: Stockbyte

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 

Comentarios