imagen anuncio
 
 
image for Tips para mantener una buena relación de pareja

Tips para mantener una buena relación de pareja

La palabra soltería produce pánico en la mayoría de nosotras y es que por más que “ser la señora de” ya no tenga el peso que tuvo años atrás con las generaciones de nuestras bisabuelas, muchas de nosotras seguimos añorando (en secreto o abiertamente) encontrar a un hombre con quien entablar una relación duradera y por qué no, una familia. Sin embargo, el conseguir al “príncipe azul” es sólo el comienzo de la ardua labor que implica mantener una relación entre dos seres humanos, que por más cosas que tengan en común siguen siendo bastante diferentes en muchos aspectos. Si estás comenzando una nueva relación o quieres asegurarte de que la que tienes perdure, sigue estos sencillos consejos para mantener una buena relación de pareja.

  • Tiempo juntos: Este es un aspecto que puede llegar a darse por sentado, especialmente cuando las parejas llevan un tiempo de convivencia o están casados. No, compartir la misma cama para dormir y el mismo sillón para ver TV no constituye pasar tiempo juntos. Es primordial que saquen por lo menos media hora al día y un día al mes donde estén sólo los dos, haciendo lo que les gusta como pareja.
  • Dar y recibir: Aunque haya ocasiones en las que tu pareja pueda necesitar más de ti o tú de ella, en general si quieres que la relación de pareja funcione debes crear un equilibrio entre lo que das y lo que recibes.
  • Independientemente, dependiente: Una de las claves más importantes para el éxito de tu relación es el equilibrio. Si andas por ahí haciendo absolutamente todo sola, sin contar con su opinión o solicitar su ayuda, estarás enviando un mensaje claro de que te da igual tener a tu pareja en tu vida o no. Si por otro lado no le das a él (ni a ti misma) espacio de respiro, estarás agotando el factor de independencia de cada uno.
  • Comunicación: La comunicación es otro elemento de suma importancia cuando de mantener una buena relación se trata. Demuéstrate agradecida cuando él te escuche y de igual manera escucha con atención cuando él te hable. No necesitan saber cada detalle de sus vidas, pero sí regalarse la atención y el interés que se merecen en esta área.
  • Orgasmos: La vida sexual es básicamente lo que divide a una relación romántica de una buena amistad. Tómate el tiempo de descubrir qué te hace llegar al orgasmo y enséñaselo lo más rápido que puedas. Si te quedas esperando a que él lo descubra por sí mismo, pueden llegar a salirte raíces.
  • Ríete: La sonrisa, además de tener un sinnúmero de beneficios para tu bienestar, trae consigo muchos aspectos positivos para tu relación. Si en vez de enojarte, aprendes a tomarte sus tonterías con sentido del humor, estarás aportando un ambiente tranquilo a la relación, y evitando estresarte por cosas que finalmente no son de vida o muerte. Recuerda también que nada soluciona un momento tenso como una sonrisa.
  • No te cocines en mal genio: A muchas mujeres hispanas nos criaron con la concepción de que la mejor forma de lidiar con los problemas es callarlos. Sin embargo, todas sabemos que cuando no decimos lo que sentimos, eso termina convirtiéndose en un cúmulo de resentimientos que son una bomba de tiempo esperando estallar.
  • Seres humanos: La psicóloga colombiana Mónica Niño me enseñó un tantra simple cuando de relaciones humanas se trata: “Te acepto con todo lo bueno y con lo demás también”. Ningún ser humano es perfecto, eso te incluye a ti, así que aprende a valorar las cosas maravillosas que tenga tu pareja y a no concentrarte tanto en los pequeños defectos que pueda tener.
  • La casa y los hijos: A menos que ambos hayan establecido que será él quien trabaje y tú quien te hagas cargo de los hijos y de la casa (situación ya muy poco común), es responsabilidad de ambos mantener su espacio de vivienda limpio y atender a los niños. Si ambos salen a trabajar, lo mínimo es que ambos compartan las labores domésticas y se ayuden mutuamente en la crianza de los niños.
  • Déjale ser: A nosotras nos encanta hablar de todo, todo el tiempo, a ellos no. Si notas que él está serio, enojado o pensativo, déjalo a solas para que solucione su maraña mental. Ten por seguro que si necesita hablar contigo, te lo hará saber. Preguntarle qué le pasa un millón de veces, sólo aumentará el nivel de tensión.
  • Sexo: Si tu vida sexual comienza a declinar, con ella se irá tu relación. Saca tiempo para estar a solas con tu pareja, sean creativos, redescúbranse y asegúrense de mantener una buena vida sexual.

Foto: iStockphoto

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios