imagen anuncio
 
 
image for Tómate las cosas con calma

Tómate las cosas con calma

“Acabo de conocer al hombre de mi vida”. Esta solía ser la frase más común en mi vocabulario, y mis amigas de toda la vida ya me la escuchaban como quien acaba de decir que se le hizo tarde para ir al trabajo. Tras días de haber conocido a un hombre encantador que me producía mariposas en el estómago, yo ya había comenzado (mentalmente) a ponerles nombres a nuestros futuros hijos. Como decía mi abuela, “del afán no queda sino el cansancio” y el tiempo es uno de los mayores determinantes de la compatibilidad. Dichas relaciones terminaron en su gran mayoría en un desastre tipo telenovela. Es muy importante que aprendamos a tomarnos las cosas con calma, por el beneficio de tu corazón… ¡Y para no sacarlo corriendo!

Disfruta- Antes de comenzar a poner presión innecesaria en ti misma y sobre el hombre con el que estás saliendo debes entender que si las cosas funcionan a largo plazo o no, de igual manera es importante que disfrutes. Sonríe, sal, conócelo, permítele que te vaya descubriendo, pasa tiempo con él y haz que esos momentos sean inolvidables. Ir al cine, salir a caminar, ir a bailar e incluso tomar algún curso juntos hará que el tiempo que compartan sea agradable y libre de presiones.

Comunícate- Mantén una comunicación constante, abierta y honesta con él. No se trata de que él sepa absolutamente todo lo que pasa por tu mente y corazón todo el tiempo, pero sí de que ambos entiendan en qué punto se encuentra la relación, a dónde la quieren hacer llegar y si ambos están cómodos con el ritmo que llevan las cosas.

Póngase de acuerdo- Tomar las cosas con calma para ti puede significar no tener sexo por meses, mientras él puede asumir que se trata de no usar títulos por un tiempo. Lo mejor es que a corto plazo se establezca qué significa para ambos ir despacio.

Cuida tu corazón- Mantén el nivel de expectativa bajo control y el flujo de la relación lo más simple que puedas para evitar estreses, malos entendidos o peor aun, corazones partidos. Permite un espacio para que las cosas se desarrollen de una forma natural y agradable para ambos y evita resultar lastimada por entregar demasiado muy rápidamente.

No te quedes estancada- Aunque la idea es tomarse las cosas con calma y naturalidad, tampoco se trata de que te quedes esperando toda la vida para ver si él está listo para llevar las cosas al siguiente nivel, sobre todo si tú sientes que ya lo estás y ha pasado un tiempo considerable.

Foto: iStock Photo

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 

Comentarios