336
0

Torrontés, la uva blanca que enamora La uva Torrontés es una gran opción para maridar tu cena de enamorados, ya que el alcohol es siempre un buen afrodisíaco que no puede faltar.Así como Malbec es la uva insignia de los tintos logo icon for google plus

              
logo icon fbshare
 
image for Torrontés, la uva blanca que enamora

Torrontés, la uva blanca que enamora

La uva Torrontés es una gran opción para maridar tu cena de enamorados, ya que el alcohol es siempre un buen afrodisíaco que no puede faltar.

Así como Malbec es la uva insignia de los tintos argentinos, su equivalente en los vinos blancos es, sin duda, esta refrescante uva. Su sabor es único, se produce solamente en la Argentina y para mí es el emblema del vino blanco de esta tierra.

El Torrontés tiene papá y mamá, surge a partir del cruce genético de dos variedades introducidas durante el período colonial: uva negra y moscatel de Alejandría o uva de Italia. Se cree que surgió en Mendoza e identificar esta nueva cepa no fue fácil, ya que vivió mezclada con otras hasta que los viticultores descubrieron que era una cepa diferente. 

Hay tres tipos de Torrontés: Mendocino, Sanjuanino y Riojano. Por varias razones, el Riojano es el más importante: posee las mejores aptitudes para la elaboración de vinos finos, secos y a la vez muy afrutados, lo que le ha merecido muchos premios internacionales. Es la única variedad criolla producida en América y ha alcanzado ya mucho valor en el mercado. Me gusta mucho “Sol-Fa-Sol”, no solo por ser de mi enólogo favorito argentino Marcelo Pelleriti, quien produce y supervisa la producción de los mejores que haya probado, sino porque su Torrontés es de provincia de La Rioja. Los de esta zona son más dramáticos o rústicos a nivel frutal y esa característica la busco siempre en un vino.

En Salta, norte de Argentina, el Valle de Cafayate está consiguiendo también gran renombre internacional gracias al cultivo de Torrontés. Su microclima especial, la altitud de 3.000 metros que alcanzan los viñedos y la escasa lluvia, hacen que la vid se cultive de forma excepcional. El resultado son vinos de personalidad fuerte, sabrosos, afrutados y prolongados en boca.

Identificarás al Torrontés por su amarillo suave con matices verdes y dorados de vez en cuando. Con aromas a geranios, rosas, durazno y miel, despliega en boca sabores a ensalada de pura fruta, con toques ocasionales de miel, orégano y moscatel. De aroma dulce al inicio, su sabor deja sentir una acidez fresca después, pues no podemos olvidar que aunque es afrutado, es un vino seco lo cual lo convierte en un equilibrado, suave y refrescante blanco.

El Torrontés es ideal para tomar frío, hasta como aperitivo antes de una comida. Marida muy bien con delicados platos de mariscos y pescados, con ensaladas y con platos especiados y picantes como los tailandeses, japoneses, chinos e indios.

¡Dale una oportunidad, lo mejor de todo es que se encuentran muchas opciones en una escala muy económica de precios! Disfrútalo ahora que llega la primavera y el verano que cuando lo conozcas, me dirás: ¡Doreen, el Torrontés no muerde y me enamora!

 
 
336
0

Torrontés, la uva blanca que enamora La uva Torrontés es una gran opción para maridar tu cena de enamorados, ya que el alcohol es siempre un buen afrodisíaco que no puede faltar.Así como Malbec es la uva insignia de los tintos logo icon for google plus

              
logo icon fbshare
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios