image for Tus hijos y el sexo- 2da parte

Tus hijos y el sexo- 2da parte

La semana pasada hablábamos sobre la importancia de conversar con tus hijos sobre el tema del sexo, pero aunque queramos hacerlo, no siempre nos queda claro, ¿cómo hablarles a mis hijos sobre sexo?

Háblales

Cuando de sexualidad se trata, generalmente los jóvenes se sienten más cómodos hablando con alguien del mismo sexo. Sin embargo, independientemente de si tú o tu pareja deciden hablar con ellos es importante que mantengan la calma, los escuchen sin interrumpirlos y no los juzguen. Contrario a lo que se pueda pensar no es recomendable esperar a que tus hijos sean adolescentes para hablarles de sexo y por el contrario la rebeldía típica de esta etapa puede hacer más difícil la conversación. Muchos psicólogos infantiles recomiendan que se les comience a hablar a los niños sobre sexo a partir de los 3 años de edad. Si tus hijos crecen con la idea de que el sexo es algo natural, vendrán a ti cuando tengan dudas al respecto.

Cómo comenzar

Si no te atreves a hablarles de entrada a tus hijos sobre sexo, puedes optar por regalarles un libro al respecto y hacerles saber que pueden consultarte en caso de que tengan alguna duda. Sexo para adolescentes, de Conchita Madueño y Sex: A Book For Teens, de Nikol Hasler tratan los temas de cambios físicos, sexualidad, masturbación, virginidad y prevención de embarazos en un lenguaje sencillo y cómodo para los jóvenes.

No llego al orgasmo

Aprovecha las oportunidades

Además de estar preparada para hablar de manera clara y tranquila sobre las dudas que puedan expresar tus hijos, puedes usar situaciones de la vida real para comenzar a hablar sobre el tema del sexo. No es necesario que te sientes y tengas “la conversación” sobre sexo con tu hijo o hija, a menos que consideres que las circunstancias lo ameritan (un nuevo novio, incremento en la actividad social). Si por ejemplo tu hija comenta en la comida que su compañerita de escuela está embarazada, úsalo como punto de partida para hablar de forma calmada sobre el tema de los embarazos adolescentes.

Hablar del tema del sexo con tus hijos no es siempre fácil pero recuerda que es mejor que reciban información adecuada de ti y no datos dudosos de otras fuentes. Por incómodo que pueda parecer al principio, te darás cuenta de que tomaste el camino acertado.

 
Foto: Creatas
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios