0

Una vida sexual feliz Lo que le gusta a cada individuo en cuestión de sexo es tan variable como la cantidad de personas que habitan el mundo. Sin embargo, existen ciertas cosas que, por sencillas que sean y por obvias logo icon for google plus

              
logo icon fbshare
 
image for Una vida sexual feliz

Una vida sexual feliz

Lo que le gusta a cada individuo en cuestión de sexo es tan variable como la cantidad de personas que habitan el mundo. Sin embargo, existen ciertas cosas que, por sencillas que sean y por obvias que puedan parecernos a veces, implementadas en nuestra relación de pareja pueden hacer de nuestra vida sexual algo feliz, apasionante y mucho más placentero.

No te quites la ropa interior

Cuando comenzaste a salir con chicos, era muy probable que pusieras límites de hasta dónde debían llegar las cosas. Aunque en tu relación adulta ya sabes cuál será la conclusión de una noche de romance, el jugueteo previo aumenta el deseo y la anticipación, una combinación perfecta para un sexo más placentero.

Date placer

Las mujeres que disfrutan plenamente del sexo, se sienten cómodas con la masturbación. Más allá de que sea un asunto de moral, se trata de un punto básico de conocimiento. La gran mayoría de las mujeres no alcanzamos el orgasmo solo con penetración, por lo que tocarte cuando haces el amor puede aumentar la experiencia, de manera muy gratificante.

No todo es balance

Es muy importante que ambos se sientan satisfechos con su vida sexual, pero eso no implica que deba ser un esfuerzo y gratificación completamente equitativa cada vez. Por ejemplo, en ocasiones uno de los dos puede estar demasiado cansado como para tomar el control, en ocasiones tú o él querrán asumir el papel dominante o puede que haya determinadas poses que les gusten más. El punto final: disfruten y diviértanse.

Siéntete muy sexy

Existen infinidades de elementos del diario vivir que nos hacen dejar de sentirnos sexy y atractivas. Sin embargo, hay un par de truquitos que te pueden ayudar cuando estés pensando en hacer el amor con tu pareja: sorpréndelo en el baño y comiencen a calentar las cosas allí, cambia tu ropa interior de algodón por una prenda de encaje, camina erguida, cuéntale sobre un sueño erótico que hayas tenido, aplícate labial rojo antes de llegar a casa.

Exprésate, de manera delicada

Muchas mujeres sienten vergüenza o simplemente no saben cómo expresarles a sus parejas lo que les gustaría probar en la intimidad. Una buena solución es comunicarle tus deseos de manera indirecta; por ejemplo, cuando estén viendo una imagen erótica en algún programa de TV, puedes susurrarle al oído “me encantaría probar eso esta noche”.

Duerme desnuda

Pocas cosas son tan satisfactorias como sentir la piel desnuda de tu pareja. La próxima vez que pienses en cubrir tu cuerpo antes de meterte en las cobijas (a menos claro de que se trate de una pijama muy sexy), deja los pantalones de lado y opta por dormir “al natural”. Lo más seguro es que tu pareja ni siquiera te deje dormir demasiado.

 

 
Foto: Comstock
 
0

Una vida sexual feliz Lo que le gusta a cada individuo en cuestión de sexo es tan variable como la cantidad de personas que habitan el mundo. Sin embargo, existen ciertas cosas que, por sencillas que sean y por obvias logo icon for google plus

              
logo icon fbshare
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios