image for Ventajas de la masturbación femenina

Ventajas de la masturbación femenina

El aspecto machista predominante en nuestra sociedad ha hecho que durante años el placer sexual femenino haya sido caracterizado como algo pecaminoso y enfermo. Por ende no es de sorprenderse que las mujeres nos sintamos incómodas, inseguras y hasta culpables de nuestros deseos sexuales. La masturbación tanto en hombres como en mujeres no sólo es normal sino saludable. En el caso de las mujeres la masturbación tiene varios beneficios que incluyen:

Permite conocer el cuerpo: En la sexología, la masturbación es utilizada como una técnica de apropiación del propio cuerpo. Uno de los mayores beneficios que esta trae es el conocimiento del cuerpo y las zonas que nos producen más o menos placer.

Familiarízate: Aun cuando se trata de nuestro propio cuerpo, muchas de nosotras no lo conocemos completamente. Conocer y amar nuestro cuerpo hará que dejemos atrás el miedo o pena de la desnudez. Una técnica que funciona muy bien es pararnos enfrente de un espejo completamente desnudas y recorrerlo con nuestros dedos, para conocer sus formas, texturas, gesto y reacciones.

Orgasmo: El resultado feliz de conocer tu cuerpo a profundidad es alcanzar orgasmos más plenos y placenteros. Si sabemos lo que nos gusta, podremos comentárselo a nuestra pareja.

Despeja dudas: En ocasiones contamos con la opción de poder hablar con nuestras madres, amigas cercanas o algún tipo de terapista, pero experimentar con nuestro propio cuerpo también es una excelente vía para despejar dudas que tengamos sobre nuestro cuerpo.

Relaja: La exploración de la sexualidad en todos sus campos, incluyendo la sexualidad, es una vía segura y placentera de olvidar los problemas del diario vivir y relajarnos.

Ejercita la mente: Es muy común durante la masturbación que dejemos volar la imaginación y fantaseemos con lo que sea que nos ayuda a elevar nuestro sentido erótico, muy buen ejercicio para la mente y la memoria.

Tonifica: Los movimientos que producen nuestros músculos durante la excitación y orgasmo son tonificantes. Una manera muy placentera de poner a trabajar tu cuerpo.

Aumenta la confianza: Si sabemos lo que nos gusta y nos sentimos en plena confianza con nuestro cuerpo, podremos disfrutar más de nuestra sexualidad.

 
Foto: Hemera
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios