imagen anuncio
 
 
image for Volver a enamorarnos

Volver a enamorarnos

Reír: Instintivamente los humanos respondemos mucho mejor a aquellas personas/ situaciones que nos hacen sentir bien. Compartir momentos agradables, llenos de risas y buenos recuerdos es una excelente manera de reavivar los sentimientos positivos por nuestra pareja. Piensa en las cosas que solían divertirlos (ver una comedia, salir a caminar con los amigos, jugar en la habitación) y revívelas. Es importante entender que el tiempo y las circunstancias han cambiado y aquello que los hizo reír antes puede no tener el mismo efecto ahora, no te desanimes. Recuerda que tienes un arma poderosa a tu favor, conoces a tu pareja muy bien.

Intimidad: Aunque el sexo es una de las bases más importantes de las relaciones de pareja, puede tornarse frío e inoficioso si no existe intimidad. El tacto, la cercanía corporal, el mirarse a los ojos, la comodidad del silencio entre ambos, son todos detalles pequeños que podemos dejar de lado y que son de suma importancia para formar y mantener un lazo firme.

Olvida: Vivir atorados en el pasado hace que el presente se nos vaya de las manos en oleadas de rencores, desilusión y memorias. La mejor manera de vivir una relación es tratarla cada día como si fuera una novedad, oír al otro, interesarse por sus necesidades, alegrías, logros y preocupaciones sin echar en cara lo que fue o no fue. No se trata de ignorar los inconvenientes que puedan presentarse, pero sí de no quedarse atrapada en ellos.

Aprecia: Uno de los grandes errores de muchas personas es esperar a que los demás respondan o actúen como ellas quisieran. Es esta actitud la que nos hace pasar por alto los bellos detalles que  tienen con nosotros de manera diaria las personas que nos rodean, incluyendo nuestra pareja. Piensa en los besos que recibes de tu pareja y disfrútalos, dale crédito por las veces que ha cuidado de ti estando enferma, valora los mensajes que te envía y los gestos que, aunque cotidianos, forman el conjunto de lo que es el amor.

No todas las relaciones pueden ser salvadas. Si la tuya vale la pena o no, es una decisión personal que deberás tomar con miras a abrazar el futuro con tranquilidad.

 

 
Foto: iStockphoto
Páginas:  [ 1 ] [ 2 ]
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios