image for Travesuras de la niña mala por Mario Vargas Llosa

Travesuras de la niña mala por Mario Vargas Llosa

Esta novela del Premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, cuando la releo me provoca morbo, satisfacción literaria y admiración por el lenguaje económico que maneja el autor. Cada palabra, adjetivo, verbo, sujeto o complemento construyen un libro sin agregados innecesarios. La trama entrelaza a la ficción verdadera con la cruda realidad y las principales acciones se desarrollan en Perú, Londres, París y Tokio.

Estas ciudades, de singulares costumbres y personajes que las definen históricamente, son el escenario grandilocuente para darles vida a la niña mala y al buen Ricardo.

Ricardo, traductor de la UNESCO, afincado en París como la culminación del deseo juvenil de integrarse a la ciudad luz para abrazarse a la libertad que careció en su natal Perú, para respirar las riquezas culturales y sin reconocerlo, desvanecer de la memoria a la niña mala.

Hombre culto, lleva una vida ordenada,  sin estentóreo, con el corazón contenido por el amor de adolescencia que no culminó en noviazgo, ni en el anhelado matrimonio o en unión libre con la amiga a quien apodó como: “La niña mala.” Ella, también es la niña de múltiples vidas; la señora Richardson; la esposa del francés Arnoux; Kuriko la amante del gangster yakuza, Fakuda, y víctima de una salvaje violación en Lagos.

Durante todos los periodos al lado de esos hombres, “Ricardito” como ella lo llama con sarcasmo, sucumbe a sus tretas pasionales. Cuando ella le hace el amor el alcanza el paraíso sin notar la profundidad de las cicatrices que le deja en el corazón cada encuentro. Ricardo destrozado, continúa por la vida odiándose a la espera de otro episodio en el lecho de quien nunca lo recompensará.

Respetuoso de los valores y las virtudes, lo deja todo por alcanzar a su entrañable amigo, Juan Barreto en Earl’s Court, quien se encuentra en la fase terminal de su vida. La enfermedad que lo aqueja, entonces desconocida (1975),  lo conducirá inevitablemente a una muerte prematura.

Salomón Toledano, sustituye la amistad de Barreto, aunque Ricardo, rechaza los comentarios cáusticos del colega traductor: “No hemos hecho nada, salvo hablar por otros.”

Vivir sin el amor anhelado es suficiente, para también reconocer la opacidad de su existir.

Ricardo, conoce a Marcella sin explicarse que ve ella en el, excepto, al escritor contenido durante toda su vida. La niña mala después de la supuesta violación regresa a París en un estado mental grave, ¿dejará Ricardo a Marcella por reencontrarse con la mujer de sus desvelos?…

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 

Comentarios