image for 5 formas naturales y baratas de cerrar los poros abiertos

5 formas naturales y baratas de cerrar los poros abiertos

Herencia, cambios hormonales y envejecimiento, esas son tres causas por las que sufres de poros abiertos. Estos afectan principalmente zonas como los pómulos, nariz y alrededor de los labios. ¡Son una pesadilla!

El dermatólogo Víctor Hugo Correa explica que si tu familia tiene piel seborreica, es posible que desde que eras una adolescente estés luchando contra los poros abiertos, pero también a medida que envejeces, tu dermis va perdiendo elasticidad y por eso los poros tienden a delatarse.

Cerrarlos no es para nada complicado, basta con que apliques estas 5 formas naturales. ¡Sencillas y baratas!

via GIPHY

1. Usa bicarbonato de sodio 

Para blanquear ropa, quitar manchas de aceite, limpiar grifería, eliminar el mal olor de los zapatos y hasta para cerrar los poros de la piel, de verdad que este ingrediente además de barato es mágico.

Para usarlo para este último fin, tienes que formar una pasta con agua tibia. Mezcla cantidades iguales (2 cucharadas de cada uno). Aplica en movimientos circulares y masajea suavemente por 30 segundos. Enjuaga con agua tibia. Usa este procedimiento dentro de tu rutina de belleza para lavarte la cara por las noches durante 5 días. Después de aplicarlo por una semana, reduce este régimen a unas 3 veces por semana.

2. Baños a vapor

¿Y eso cómo se hace? ¡Es demasiado fácil! El baño a vapor es efectivo porque el calor minimiza la apariencia de los poros, esto se debe a que el vapor los caliente y permite que cualquier suciedad o aceite que los obstruya se escurra. Para realizarlo tienes que hacer lo siguiente:

  1. Coloca 5 tazas de agua dentro de una taza y déjala hervir en el microondas. ¡Sácala!
    2. Agrega un par de gotas de aceite de árbol de té si tienes piel propensa al acné.
    3. Baja la cara sobre el recipiente y coloca una toalla sobre tu cabeza.
    4. Permite que el vapor llegue a tu cara durante unos 10 minutos.
    5. Cuando hayas terminado, lávate la cara y luego salpica tu rostro con agua fría para cerrar los poros.

3. Exfoliante de azúcar 

Si sufres por los poros abiertos, ¿quién dice que tienes que gastar dinero para cerrarlos? Este exfoliante que puedes hacer en tu casa es muy beneficioso para eliminar los poros dilatados porque elimina el exceso de aceite en la piel, evita la producción de sebo y elimina las imperfecciones.

Mezcla dos cucharaditas de azúcar, 1 cucharadita de aceite de oliva y unas cuantas gotas de limón. Frota este exfoliante sobre tu piel por 20-30 segundos antes de enjuagar con agua fría. Repite una o dos veces por semana.

Lee más
thumbnail of feature post
7 mascarillas caseras para prevenir las patas de gallo a partir de los 30 (VIDEO)
 

4. Mascarilla de aloe vera 

La sábila o también conocida como aloe vera tiene múltiples propiedades para la salud de tu piel. Una forma muy fácil de aplicarla es solo retirando el gel interno que posee una hoja de esta planta, aplicarlo sobre todo el rostro y dejarlo secar antes de enjuagar.

Otra forma es mezclando ese aloe vera con claras de huevo. Estas últimas son una base excelente porque tensa la piel y reduce el tamaño de los poros. Para usar ambos ingredientes tienes que mezclar una clara de huevo con 1/4 de taza de gel de sábila, mezclarlos y aplicar en la zona afectada. Deja que seque y que se penetre por unos 20 minutos. Luego enjuaga con agua fría y sécate la cara con una toalla dando golpecitos.

5. Aplica hielo 

El remedio a este mal está en tu refrigerador. El hielo ayuda a regenerar la piel del rostro y hasta la hace lucir más joven. Funciona porque la piel gana firmeza y reduce el tamaño de los poros. Para aplicarlo correctamente, debes:

  1. Limpia a profundidad todo el rostro. Asegúrate de que no queden restos de cosméticos.

2. Envuelve el hielo en una toalla y pásalo por tu cara en movimientos circulares por dos minutos.

3. Realiza este procedimiento con movimientos circulares a lo largo de la mandíbula, barbilla, en la frente, mejillas y en el área de la nariz. Cuando llegues a los ojos, hazlo con más suavidad porque la piel es más sensible y delgada.

Tienes que saber que este tratamiento facial se practica por 15 minutos y que también puedes preparar cubos de hielo de té verde, agua de pepino, té de manzanilla…

Aplicar hielo en tu cara también es favorable porque previene el acné, estimula la circulación sanguínea, desinflama los ojos hinchados y combate las ojeras.

 
Getty Images
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios