image for Aceite <i>vintage</i>

Aceite vintage

No todos los productos superan la prueba del tiempo pero el legendario aceite Fluide de Beauté 14, de Carita, es uno de esos pocos tesoros que lo han logrado. Este año se celebran los 55 años de la creación de este producto, que a día de hoy, se ha convertido en un beauty must have en la rutina de belleza de las mujeres.

¿Pero qué lo hace tan bueno? Más allá de hacernos soñar con el aire chic y elegante de una ciudad como París, y de su bello envase minimalista, este aceite posee la mágica cualidad de ser un “aceite seco” que nutre profundamente la piel. En otras palabras, no es grasoso y, a pesar de esto, penetra en ella inmediatamente dejándola suave, sedosa e hidratada. Todo esto gracias a la mezcla de aceites de avellana y maíz, así como a un complejo vitamínico que la fortalece y protege. Su textura ligera y sedosa, se siente como un velo casi impalpable en el cuerpo. Este  producto polifacético también se puede poner en el rostro, e incluso en el cabello. Unas gotas en tu melena, lo nutrirán y dejarán brilloso. ¡Y es ideal hasta para las manos y para hidratar las cutículas!

Por último, Fluide de beauté 14, es un aceite que tiene historia. El número 14 hace referencia al número en la famosa calle Faubourg St. Honoré de París, en donde las hermanas Rosy y María Carita (creadoras de la Casa de belleza Carita) fundaron su primera escuela con la idea de “mejorar, reparar, proteger y preservar la belleza natural y única de las mujeres”. Sus ingredientes nutritivos, así como sus cualidades multiuso, hacen de este mítico producto un pequeño lujo por el que vale la pena apostar.

 

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 

Comentarios