image for Cirugía plástica, pero al natural

Cirugía plástica, pero al natural

Muchas de nosotras buscamos mejorar nuestra apariencia física a toda costa. Sin embargo, nos aterra la idea de tener que someternos durante largas horas al bisturí, por lo que preferimos hacerlo de la manera más natural posible. Aparte del ejercicio y la buena alimentación, existen también procedimientos efectivos que pueden llevarse a cabo fuera de la sala de operaciones que podemos tomar en cuenta.

Los tratamientos estéticos no quirúrgicos son una forma terapéutica de mejorar la apariencia de la piel sin cirugía, mediante técnicas que se ajustan específicamente al estado de la piel del paciente. Entre estos tratamientos se encuentran los faciales médicos, tratamientos de reducción de celulitis, exfoliaciones con productos químicos, depilación láser, tratamientos inyectables, estiramiento facial líquido, entre otros.

Además, existe otro tipo de procedimientos más avanzados como lo son el SilkPeel, un innovador procedimiento que revitaliza e hidrata la piel instantáneamente que se emplea para combatir el acné y los daños causados por la contaminación ambiental. Por su parte, la microdermoabrasión consta de un dispositivo médico para todo tipo de cutis, el cual arroja una serie de finísimos cristales que exfolian la piel para que se vea tersa, lozana y radiante. Mientras la fototerapia es un procedimiento que se lleva a cabo mediante una serie de concentradas pulsaciones de luz que penetran la piel y destruyen el acné.

Sin embargo, debemos recordar ser muy cuidadosas a la hora de buscar un centro que nos provea este tipo de tratamientos ya que el cutis de la mujer latina es muy delicado y no necesariamente reacciona de la misma manera que otras etnias. El Dr. Jeffrey Yager, cirujano plástico acreditado y fundador de YSPA, en Nueva York, nos comenta: “La piel de las latinas no sólo es distinta en su composición, sino también en la forma de responder a los tratamientos. Es esencial para toda mujer que su piel sea tratada por profesionales, los cuales entiendan su tipo de piel y que conozca sus necesidades. Además, es importante que a la hora de decidirte por un lugar donde te someterás a un tratamiento, busques que este sea un medi-spa”.

Los medi-spas son oficinas atendidas por profesionales certificados pero supervisados por un profesional de la salud acreditado que puede atender tu caso personalmente durante el proceso y asegurar tu progreso. Al ser un centro con supervisión médica, el mismo puede ofrecer medicamentos de venta bajo receta y productos para el cuidado de la piel, así como otro tipo de tratamientos que muchos spas regulares no pueden ofrecer, por no estar autorizados. Esto proporciona una mayor variedad de opciones potencialmente eficaces, así como la capacidad de resolver problemas cosméticos más complicados.

Foto: Getty Images

 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 

Comentarios