image for Cómo aplicar un iluminador correctamente

Cómo aplicar un iluminador correctamente

Afortunadamente, son muchos los productos de maquillaje que podemos utilizar para realzar nuestra belleza y corregir lo que no nos gusta de nuestro rostro. Sin embargo, la maquillista de celebridades en Miami Antonia Rutherford, de Avant Garde Salon and Spa, puntualiza que “sin duda el producto que nos ayudar a llenar el rostro de luz y reflejar una imagen radiante y fresca es solo uno: el iluminador”. Y es que “si se aplica correctamente, es perfecto para que tanto el rostro como la mirada tengan una luminosidad y una juventud incomparables”.

Debemos tener claro que el iluminador es un producto de maquillaje que cuenta con partículas que atraen la luz, lo que provoca que la piel se vea mucho más luminosa, fresca y resplandeciente. Ahora bien, “es importante no confundir este cosmético con el corrector, pues el iluminador nunca lo aplicaríamos, por ejemplo, para ocultar estas imperfecciones ni para tapar ojeras, sino para lograr que determinadas zonas del rostro irradien luminosidad”, explicó Rutherford.

¿Cuándo se aplica el iluminador?

Según el caso, hay maquillistas que lo utilizan antes de la base de maquillaje; sin embargo, si vas a unificar el tono de la piel con tu base de maquillaje habitual, lo mejor es que apliques el iluminador después de esta y justo antes de los polvos compactos o traslúcidos. Recuerda que los polvos deben ser lo último, pues ayudan a fijar el maquillaje manteniéndolo intacto por más tiempo.

Lee más
thumbnail of feature post
Cómo lucir una nariz perfecta con maquillaje
 

“Lo más importante es saber dónde aplicar el iluminador correctamente, pues de ello dependerá que el resultado final sea favorecedor o no. Este debe usarse en zonas estratégicas del rostro para conseguir esos toques de luz que, finalmente, te harán lucir radiante y sin rastro del cansancio”, explicó Antonia.

Mi recomendación es aplicarlo:

  • En el exterior del lagrimal, en el entrecejo y en cada sien, ideal para ampliar la mirada.
  • En el arco de la ceja para que el párpado se vea más levantado.
  • En la zona elevada de los pómulos para estilizar el rostro.
  • En las aletas de la nariz para combatir las sombras que se forman en esa zona.
  • En el centro de la barbilla para dar una forma más bonita al contorno de la cara.
  • En el centro de la frente si no llevas flequillo, servirá para dar más luminosidad general al rostro.
Lee más
thumbnail of feature post
Tratamientos de belleza con láser que sí funcionan
 

Muy importante, Rutherford puntualiza considerar nuestro tipo de piel y el color para saber en qué formato y tono debemos utilizar el iluminador. “Los iluminadores puedes encontrarlos en distintos formatos: fluidos, en lápiz o pincel y en polvo. La forma de aplicación dependerá del tipo de iluminador que utilices.

  • Líquidos o en lápiz – estos son los más comunes. Estos únicamente tendrás que aplicar una pequeña cantidad de producto sobre la zona a iluminar y difuminar con la yema de los dedos, dando ligeros toquecitos hasta que veas que la piel lo ha absorbido por completo.
  • En polvo – estos debes aplicarlos cuando el maquillaje esté acabado y difuminarlos utilizando una brocha o pincel dando también pequeños toquecitos. Son ideales sobre todo para las pieles mixtas y grasas que tienden a lucir brillosas a lo largo del día.

En cuanto a los tonos, la experta mencionó que en cuanto al tono, debemos elegir un iluminador que se adapte al tono de nuestra piel, al igual que cuando elegimos la base de maquillaje. La razón es que si eliges tonos más claros o más oscuros al que te corresponde, terminarás resaltando las imperfecciones o luciendo demasiado artificial.

 
iStock
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios