image for Cómo cambiar la forma de tus ojos aplicando la sombra correctamente

Cómo cambiar la forma de tus ojos aplicando la sombra correctamente

Si tienes los ojos caídos, rasgados, pequeños, juntos, separados o simplemente quieres que luzcan de alguna manera en particular, puedes lograrlo si sabes aplicar la sombra de la manera correcta.

La maquillista Antonia Rutheford, de Avant Garde Salón and Spa en Miami, nos dio unos tips muy interesantes con los que podremos lograr la forma de ojos que queramos.

“Sabiendo aplicar tu maquillaje correctamente puedes sacarle mucho partido a tu forma natural del ojo o simplemente alterarla y lucirlos como te gustan”, puntualizó Antonia.

De la misma manera que aprendemos a aplicar el countour en las mejillas, así mismo debemos saber que con las sombras seguimos la misma teoría de claros y oscuros.

Lee más
galería
thumbnail of feature post
Los 7 colores de labiales que más seducen (FOTOS)
 

La técnica es igual a crear el contorno en la cara, donde hay más espacio lo reducimos con sombras oscuras y donde hay menos, ampliaremos con sombras más luminosas. En el caso de las miradas caídas, levantaremos gracias a una aplicación hacia arriba de los tonos oscuros y en los ojos muy rasgados insistiremos en una aplicación más vertical”, puntualizó la experta.

  1. Ojos caídos

En este tipo de ojos, debemos aplicar la sombra buscando que suba la mirada, con un toque tipo cat eyes. Esto se logra aplicando sombra oscura.

Traza una línea diagonal desde el final del ojo hasta el final de la ceja, pero sin llegar hasta ella. Después, completa el párpado móvil con una sombra más clara, difuminando bien para que la transición luzca natural. Puedes hacerlo todo lo vertical que creas necesario para compensar la caída del ojo. Lo más importante es que la sombra oscura cubra por completo la parte externa del pliegue para eliminar esa sensación de languidez en el párpado.

  1. Ojos rasgados

Para este tipo de ojos, nos dice Antonia, debemos trabajar una “V” externa vertical parecida a la propuesta para ojos caídos, pero sobrepasando con generosidad el pliegue del párpado. Aquí la clave es difuminar muy bien la sombra oscura para que sus límites sean prácticamente imperceptibles. Para ello, puedes combinar tonos intermedios: por ejemplo, grises entre un negro intenso y un blanco perlado.

  1. Ojos pequeños

En este caso y para el diario, recomiendo comenzar por demarcar el pliegue con sombra oscura hasta la mitad del párpado y trabajando una «V» externa muy sutil y difuminada. Si lo completamos con una sombra clara anacarada, le dará más profundidad al párpado y lo hará parecer más grande de lo que es. En la noche, puedes exagerar la «V» subiendo el color oscuro por encima del pliegue del párpado móvil para dar el efecto de que la superficie es mayor de lo que en realidad es.

  1. Ojos juntos

Para maquillar los ojos que están juntos, emplearemos la técnica de llevar la sombra más clara al principio del ojo para dar luz y amplitud. Debes concentrar la sombra más oscura en la parte externa del ojo y la clara en la interna, difuminando muy bien ambos tonos y su transición para que quede natural. Además, coloca un punto de iluminador en el lagrimal interno para dar más amplitud al comienzo del ojo.

  1. Ojos separados

Como lo que queremos es que visualmente luzcan más cerca, debemos entonces aplicar la sombra de manera que disimule el espacio entre los dos ojos, y esto lo logramos aplicando sombras oscuras en la parte interna del ojo.

Por ejemplo, comienza con la sombra más oscura sobre el tabique nasal más arriba del lagrimal y llévala dibujando un arco hacia abajo que concluya en el lagrimal externo del ojo. Luego rellena el párpado con una sombra más clara, preferiblemente nacarada; debes difuminar bien ambas sombras. Termina aplicando el iluminador en el espacio restante bajo el arco de la ceja.

 

 
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios