image for Cómo cuidar tus brochas de maquillaje correctamente

Cómo cuidar tus brochas de maquillaje correctamente

Seamos honestas, ¿cada cuándo lavas tus brochas de maquillaje? ¿cada semana?, ¿cada año, quizás? No importa si eres toda una experta en maquillaje, o si solo te maquillas en ocasiones especiales; mantener tus brochas en buen estado es indispensable para evitar la generación de bacterias y hongos que pueden dañar tu piel.

De acuerdo con expertos en maquillaje, el tipo de brocha que tengas determinará la frecuencia con la que debes lavarla. Por ejemplo, las brochas que usas para base, contouring y demás productos pesados deben limpiarse después de cada uso y lavarse al menos una vez a la semana… (wait, what?!) Por limpiarlas nos referimos a quitar el exceso de producto que queda en la brocha después de cada uso; y por lavarlas, pues, queda claro.

Entonces, cada vez que termines de poner tu base o corrector, lo ideal es remover el producto sobrante para evitar la acumulación de éste, y deberás lavarlas a profundidad al menos una vez cada semana. Por otra parte, las brochas que usas en el área de los ojos deben lavarse al menos dos veces cada mes, mientras que el resto de brochas las puedes lavar una vez por mes.

Lee más
thumbnail of feature post
Estas son las tendencias de belleza para el otoño-invierno 2019/2020 
 

Damaris Flores, professional makeup artist, hace hincapié en la variedad de productos que se pueden usar para lavar correctamente nuestras brochas. “No siempre tenemos tiempo de lavarlas, por eso podemos apoyarnos en sprays o toallitas que facilitan la limpieza”, señala. La experta en maquillaje recomienda el jabón de bebé como un producto perfecto que no dañará nuestras brochas. Además, menciona el limpiador Cinema Secret como un gran aliado para las que necesitan una limpieza rápida y efectiva.

“Además de esto, los guantes para lavar brochas nos ayudan a sacar hasta el último rastro de producto. No olvidemos mantenerlas limpias ya que también estaremos cuidando nuestra piel”, menciona la experta.

Y aunque el mercado ofrece un sinfín de productos especiales para lavar tus brochas tales como jabones, toallitas y bases de limpieza, la verdad es que solo necesitas lo básico: un jabón suave, agua tibia y la palma de tu mano.

Y para lavarlas de la manera correcta, sigue los siguientes pasos:

  1. Con las hebras de tus brochas hacia abajo, remójalas en agua tibia (evita que el agua entre en la base de tus brochas).
  2. Pon un poco de jabón suave en la palma de tu mano.
  3. Frota suavemente las fibras de tus brochas en el jabón hasta que veas que el producto ha desaparecido. Si es necesario, enjuaga y repite.
  4. Enjuaga la brocha (recuerda hacerlo siempre con las hebras hacia abajo).
  5. Retira el exceso de agua con una toalla limpia o una servilleta que no deje residuos en tus brochas.
  6. Dale forma a las hebras.
  7. Déjalas sacar, preferentemente en posición vertical y procura que las fibras no toquen ninguna superficie.

Como lo ves, mantener el buen estado de tus brochas no es complicado. Y aunque no seas muy asidua al maquillaje, procura lavarlas siguiendo los consejos que te hemos dado.

 
 
 
 
 
 
 

Artículos relacionados

 
 
 
 

Comentarios